Get Nigra, Bort, Más Que Uno y Tierra Tribal tocaron en vivo en Agrupación Los Lobos el pasado viernes 28 de octubre.

Algo de Hard Rock, algo de Stoner, un poco de sonido típico de los 90 con algunos tintes melódicos del Grunge. Todo se conjugó en la noche del viernes 28 de octubre en La Plata, donde muchos amigos nos volvimos a ver las caras para rockear y formar parte.

A las 21 hs, de manera puntual, la gente de Get Nigra se hizo presente en el escenario con el público acercándose de a poco a la agrupación Los Lobos. Un lugar que ya se va convirtiendo en clásico para nosotros. Empezaron a sonar los primeros acordes de ¨universos cósmicos¨ y como siempre, la banda cumpliendo las expectativas de los rockeros locales, preparando la escena para lo que se venia. La noche recién comenzaba.

Luego de unos 40 minutos fue el turno de Bort, la banda compuesta por el vocalista de Coral, Elías Stohge, Fernando Gambaleri de Burn en bajo y coros, y Martin Zucarelli en batería. Una de esas bandas como pocas, que te hace mover la patita y la cabeza de manera simultánea, aun así si los escuchas por primera vez y no conoces los temas. Un sonido demoledor, muchísima técnica, y por sobre todo experiencia.

Dentro de ese panorama llegaron los chicos de Más que uno, que venían de Capital Federal. Sin dudas la sorpresa de la noche para muchos platenses, que no habíamos tenido el gusto de verlos en vivo o escucharlos. Muchísimas influencias del Grunge que se detectan al instante, y también lograron llamar la atención con dos covers versionados de manera excelente. Bread de Nirvana, y Deja Vu del gran Gustavo Cerati.

Por último, el cierre de la mano de Tierra Tribal como siempre, de la manera que se espera. Una power-trío que pareciera tener quince o veinte años de trayectoria. Claro, sus músicos tal vez los tengan, pero como conformada apenas llevan cuatro. Sin embargo, siempre logran captar una atención total en la gente, que ya corea algunos riff, como por ejemplo con ‘Invulnerable’ o ‘Caverna’. De esta manera, con aplausos, coros y gritos, se terminaba una noche platense más de rock, pero sin dudas queremos más. Esperemos que este tipo de fechas tengan aún más lugar en el calendario.

Comentarios