Por Matías Angelini
Foto: Manino Fotografía

Los teatros le sientan bien a Estelares. El sábado pasado, la banda liderada por Manuel Moretti, presentó en el Teatro Coliseo Podestá su último trabajo de estudio titulado Las Antenas. El grupo, completado por los guitarristas Víctor Bertamoni y Guillermo Harrington, el bajo de Pali Silveira, la batería de Javier Miranda y las teclas de Eduardo Minervino, salió a relucir su poderío para generar canciones pop rock de alta rotación que con naturalidad logran imprimirse en el cancionero popular.

A sala llena, Estelares abrió la noche con sus hits ‘Aire’ y ‘Doce chicharras’. Una inyección fuerte de inercia a un público que corearía a lo largo de la noche casi todo lo que la banda tocara.

Seguiría ‘Las antenas’, canción que da nombre a la placa. Una balada romántica que junto a un terceto de cuerdas invitado generaba un clima de sentimiento misterioso: « Suena mejor “Nosotros dos” que  “Vos y yo”».

La dinámica de la presentación alternaba entre temas de su nuevo trabajo y de anteriores discos. Aparecía el contagioso riff de ‘Las trémulas canciones’ y ‘Los Alerces’, – fruto de una zapada con Pettinatto en un bar – donde un Moretti disfrazado de crooner observa en retrospectiva un amorío.

“Estas parecen las canciones de un hombre que no conoció el mar hasta los 48 años, pero mi amor por Mar del Plata es tan grande que le hice esta canción que se llama ‘¿Quién no se ha besado en Mardel?” celebraba Moretti con su público, luego de tocar ‘Playa Unión’, del disco El Costado Izquierdo.

‘América’ y ‘Solo por hoy (Chica oriental)’ regraban como clásicos del repertorio estelar. ‘Darling’, un outtake noventoso de la banda emergió nuevamente y se hizo un lugar en Las Antenas.

La orquesta abandonaba el escenario, dejando a Moretti en soledad con las mil personas que completaban el Coliseo Podestá. “El amor filial a mi me cambió la vida. El día que nació mi primer hija mi mundo se sacudió por completo”, narraba íntimo el cantante, y en soledad tocó ‘Mil abejas’, canción compuesta para una de sus hijas.

La recta final del show asomaba y con ella gran parte de los hits que consagraron a la banda oriunda de Junín, pero en sentimiento plenamente platense. ‘Ella dijo’, ‘Cristal’, ‘Un día perfecto’,  ’Rimbaud’ y ‘Tanta Gente’ – canción nacida en los pasillos de la Facultad de Bellas Artes – se encadenaban para que el tono de teatro se perdiera completamente y la gente de pie se sumara en unísono con la banda en el canto.

El exitoso corte difusión del disco, ‘Es el amor’ coronaba la gesta y la banda se despedía con la hermosa poesía de ‘El corazón sobre todo’, comprobando que el otoño sin dudas es la mejor estación para escuchar canciones de amor.

Comentarios