Por Juan Pablo Herrera Morales (Salta) – Picaporters

Me resulta sumamente difícil elegir tan sólo UN disco que me haya influenciado, porque creo que la sumatoria de nuestra historia musical nos define como músicos. Black Sabbath, Pink Floyd y Led Zeppelin son hoy mis pilares. Pero si tengo que elegir sólo un disco, creo que tendría que ser Reload de Metallica. Alla por el ’98 en Salta y con un desconocimiento absoluto en metal, cae en mis manos este álbum, cortesía de Mono, un amigo que me lo prestó. Aún no puedo explicar lo que me provocó con mis 15 años. Cuando puse el CD en aquel viejo Aiwa. Boom! Fuel: Entró así nomas. A los palos. Adrenalina pura. Velocidad vertiginosa. Me impactó.

The Memory Remains: Hetfield a viola pelada con “Fortune, fame, mirror , vain…” y luego la banda explotando. Me resultó impresionante. Y la vieja Marianne Faithfull cantando al final me puso los pelos de punta. Devil’s Dance: Ahí comprendí qué hacía un bajo. ¡Qué era realmente! La dureza que llevaba esa intro con bata y bajo me hizo estallar la cabeza. Allí sellé mi amor con el bajo para siempre.

Unforgiven II: Pfff… Quizás la balada de rock mas hermosa que escuché en toda mi vida. Un manual para componer canciones. Recuerdo que me hizo llorar varias veces en mi adolescencia. Hoy sigue provocando el mismo efecto. El resto del disco siguió manipulando mi mente como quizo, con temas rockeros, duros y contundentes: Better Than You, Slither, Carpe Diem Baby, Bad Seed, Where The Wild Things Are, Prince Charming, la hermosísima balada campesina Low Man’s Lyrics, Attitude y Fixxxer.

Disfrutaba de cada una de esas canciones un minimo de 4 a 5 veces por día. Todo el día Reload sonando. Estaba obsesionado con ese disco, que hoy por hoy me sigue provocando miles de sensasiones (aunque ya no lo escuche tanto). Quizás ése sea el motivo por el cual hoy lo coloco como el que más me influenció. Por supuesto que luego siguieron (y siguen) influenciándome fuertemente: Los 6 primeros de Sabbath (el primero particularmente), varios de Floyd (especialmente Meddle), el album blanco de los Beatles, varios de Zeppelin, y bueno, un sinnúmero de discos que me enseñan algo nuevo cada día. Eso es lo más maravilloso de la música.

Comentarios