“Estamos en una etapa de reconstrucción”, cuenta Jesús Macharoli, cantante y guitarrista de Robinson. El grupo que completan Cristian Moreno en guitarras y programaciones, Diego Colavitta en batería y Juan Pablo Bosco en bajo, se encuentra en plena preparación de su tercer LP, sucesor de El Jardín de los Tormentos (2013).

“Estamos mucho más maduros en las cosas que decimos y en cómo las decimos”

Como adelanto y con producción de Guillermo PorroMarilina Bertoldi, Paloma del Cerro, Parteplaneta– lanzaron Bang Bang, un simple que evidencia el epicentro de la madurez lograda por el cuarteto. “Guillermo es de esos productores que se involucran en el proyecto y nuestra decisión fue brindarle libertad para que meta mano en los temas”, cuenta Macharoli al respecto.

El próximo jueves 2 de noviembre, vuelven a tocar en Pura Vida Bar junto a Limón, banda de Buenos Aires. “Estamos preparando una lista variada entre temas viejos y nuevos”, adelanta el guitarrista Cristian Moreno.

¿Cómo viven este reset de Robinson?

Jesús: Es una reconstrucción, no es arrancar de cero, pero casi. Tuvimos muchísimos cambios pero creo que ahora encontramos una formación que nos deja contentos: cómo suena, cómo nos llevamos nosotros humanamente y ni hablar de que estamos terminando un disco nuevo.

¿Qué pueden contar del disco que se viene?

J: Creo que si bien siempre hicimos lo que teníamos ganas, es un disco en el que se nota la edad. Si escuchás el primero y lo comparás, ahora estamos mucho más maduros en las cosas que decimos y en cómo las decimos. Más honestos, nos atrevimos a meternos en géneros como el blues. Es un disco más maduro en la producción y el sonido.

Diego: Igual reconocés la banda al toque, seguimos siendo Robinson. Creo que cambia en que estamos un poco más relajados. Hay libertades, comodidades. Por lo menos eso se nota en las composiciones.

J: Si porque se generó una identidad, siempre nos dicen que sonamos a muchas cosas distintas, pero hay una identidad formada y eso va a estar siempre.

¿Cómo definirían esa identidad?

J: Estamos dentro del rock alternativo. Tenemos cosas del pop de los 80s, de la new wave. Se me vienen a la cabeza Soda Stereo, Virus. Y de afuera pueden ser Depeche Mode o The Cure. Todo lo que tiene que ver con el rock británico también. Los Beatles como base de todo. Creo que el sonido de Robinson se logró porque cada uno de nosotros escucha una música muy diferente. Igualmente, creo que lo más importante es el uso que le damos a la computadora. Estuvo con nosotros desde el primer día y de hecho nos pasa que en los temas que no hay programaciones sentimos que falta algo.

¿Por qué dicen que en este disco están más relajados?

J: En El Jardín de los Tormentos nos pusimos una presión para hacer un disco más digerible. No sé si hay cosas de las que nos arrepentimos pero sí que haríamos distintas. El próximo disco va a ser mucho más oscuro, si hubiéramos pensado en hacerlo más comercial no lo sacábamos, pero preferimos hacer lo que teníamos ganas. También no todos los temas son míos, Cristian aportó composiciones y eso también se nota.

También eligieron a Guillermo Porro como productor.

J: Siempre me interesó mucho eso de investigar los discos que me gustan. No me acuerdo quién compartió el tema que me llevó a Porro, pero no tenía nada que ver con lo que hacemos nosotros. Es uno con el que quedó nominado a los Premios Gardel, un tema de Paloma del Cerro que se llama ‘Curandera’ y comparte con Miss Bolivia. Me encantó la mezcla.

¿Qué fue lo que te llamó la atención?

J: Siempre tuvimos un sonido muy distinto al del rock nacional. Teníamos que buscar dentro de la paleta de productores o de ingenieros de sonido, alguien que nos ayude a sonar distinto. Si vos agarrás un disco de Estelares, te puede sonar igual a uno de Guasones o Los Tipitos. Cuando escuché la mezcla, encontré a un productor emergente que puede hacerte sonar como una banda de afuera y ahí estuvo la elección. Cuando hablé con él nos relacionó con Depeche Mode, banda que estaba escuchando mucho en ese momento.

Juan: Es como que está hecho a mano, a diferencia de lo que está producido en serie.

Y ahí lo eligen para producir ‘Bang Bang’.

J: Teníamos una fecha importante en El Emergente y decidimos llegar con un EP. A Bang Bang lo grabamos en una semana o menos. Le escribimos, dijo que llegaba con las fechas y le dimos para adelante. Tuvo la libertad de tocar cosas, meter voces y se involucró de una manera que nos llamó la atención y nos decidió a grabar el disco entero.

Juan, fuiste el último en entrar a la banda. ¿Con qué te encontraste?

Juan: Me habían escrito hace unos años pero en ese momento tenía otra banda. Hace seis meses me escribieron de nuevo y me puse a escuchar lo que hacen. Me encontré con bandas que nunca había escuchado, que conocía pero no las tenía escuchadas. Eso me hizo tomar el desafío de sumarme. El grupo humano está buenísimo, cuando entramos a la sala hay una energía que está muy buena, de ir para adelante. Tienen mucha voluntad y ganas de hacer cosas.

Cristian: Además es el primer bajista que tenemos, todos los demás venían de otro instrumento.

Juan: Si es verdad eso. Lo mejor que puede tener un bajista es adecuarse a la banda en la que toca. Acá siempre está la banda como prioridad por sobre el músico y eso se ve reflejado en el disco.

J: Yo creo que hay una retroalimentación. El aprendió a tocar cosas que nunca había hecho y nosotros aprendimos a entendernos con un bajista de verdad. Llegó y aportó lo que nos faltaba.

¿Qué esperan del disco que se viene?

J: Tenemos muchas expectativas. Artísticamente creemos que las canciones están muy buenas y que hicimos un disco que aporta algo a la movida platense.

D: Hoy en día llega un punto en que las cosas pasan por otro lado y con que al disco nuevo lo escuchen más personas, que la gente conozca la música, estamos hechos.

J: Nos pasaron cosas increíbles, como una pareja que nos contó que se pusieron de novios con un tema nuestro de fondo y que esa es la canción de su vida. Esas historias te parten al medio. Tenemos la expectativa de que con este disco lleguemos a más gente para lograr estas cosas.

¿Qué preparan para la fecha del 2 de noviembre en Pura Vida?

C: Preparamos una lista variada entre temas viejos y nuevos. Calculamos que es la última del año en La Plata. El 8 de diciembre tocamos en Chivilcoy.

J: Tocamos con los chicos de Limón, una banda de Buenos Aires que suena muy bien. Armamos una especie de ciclo, “Musicapital”, con la idea del intercambio.

*Robinson se presenta el próximo 2 de noviembre en Pura Vida Bar a partir de las 21hs junto a Limón.

Por Tomás San Juan
Foto: Prensa Robinson

Comentarios