Es sabido que si estás en un mal momento de tu vida y necesitas romper algo contra la pared, tenés que ir a ver a El Perrodiablo. La presencia en el escenario del quinteto liderado por Doma sobrepasa tus expectativas: todos los males afuera.

Como New York Dolls, Kiss o Johnny Thunders & the Heartbreakers en la Nueva York incendiada de los 70´s, El Perrodiablo abraza la distorsión y la canción de rocanrol en momentos de ciudades confundidas. Quitarse el polvo para sacudirse entre las ruinas. El groove de estar vivos.

Puedo afirmar con fuerza y con muchos argumentos que el lanzamiento de ‘Ni Perdón de Dios’, el corte de difusión y adelanto de La Otra Dimensión no llega por casualidad. El Doma, cantante de esta banda distorsionada y rocanrolera, le decía a Revista Distorsión hace unos meses que hacía rock por la necesidad de marcar que no está conforme con el mundo en el que vivimos. Y estoy seguro que con la actualidad socio-política-económica del país tampoco.

Vamos a tener que esperar hasta marzo para escuchar la totalidad del quinto disco de estudio del grupo. El material fue grabado en Estudio El Pie y mezclado en Crudo Estudio por Gonzalo “Pájaro” Rainoldi (que trabajó con La Espalda, Pez, Los Álamos, 2 Minutos, entre otros), en tanto que el mastering fue realizado por Carl Saff (Fu Manchu, Guided By Voices, Bass Drum of Death, Urge Overkill, etc) en Chicago, Estados Unidos.

Escuchá ‘Ni Perdón de Dios’, lo último de El Perrodiablo:

Por: Tomás San Juan
Foto: Violeta Capasso

Comentarios