En los últimos tiempos, La Plata recibió la visita de históricos del rock nacional: Claudio Gabis, Litto Nebbia. El jueves pasado fue el turno de Nito Mestre. El ex Sui Generis brindó una charla en el Edificio anexo del Senado de la Provincia de Buenos Aires, en el marco de ABCdario del rock, un ciclo de encuentros que desembocan en un libro que Mariano Irigoyen está escribiendo entre viajes y conversaciones compartidas con el público.

La noche dio inicio con una breve presentación de un grupo de integrantes del senado que de alguna manera u otra están conectados con la música. Estos interpretaron algunos clásicos del rock nacional: Himno de mi corazón de los Abuelos de la Nada, Fue Amor de Fito Páez, Seminare de Serú Giran, Prométeme que nunca me dirás adiós de Vox Dei e Inconsciente Colectivo de Charly García.

Unos minutos más tarde, Nito Mestre se hizo presente en el salón principal del Senado, donde la ovación llegó sin previo aviso. La charla duró alrededor de una hora, donde se tocaron temas de la vida del músico como sus experiencias con Sui Generis durante la última dictadura cívico-militar, sus problemas con el alcoholismo, el año que fue soporte de Paul McCartney en su primera visita al país y sus relaciones con otros artistas como Mercedes Sosa.

Después de algunas preguntas por parte del público, el cantautor tocó algunas canciones en formato acústico: Aprendizaje, Bienvenida Cassandra, El Fantasma de Canterville, y un cierre emocionante con Rasguña las Piedras, todas de su paso por Sui Generis.

Terminado el espectáculo, Mestre habló con Revista Distorsión y algunos colegas de otros medios:

-Durante la charla hablaste de la rebeldía. ¿Qué es para vos ser rebelde en el 2016?

N: Ser rebelde es no quedarse conforme con las cosas que nos venden. Ir un poquitito más allá. Ahora todos los conflictos que se dan en el mundo tienen que ver con la religión, la economía y la ecología. Hay que ir contra esas cosas. Yo siempre fui opositor de lo que venga, porque si estás dentro de, no podés ser crítico.

-Teniendo en cuenta esto de que siempre te oponés a lo que venga. ¿Cómo vivís la situación actual del país?

N: No bien. Porque todavía no logro encontrar a alguien que me guste.

-Este ABCdario del rock se realizó en el marco del bicentenario de la independencia. ¿Cómo te sentís vos siendo parte de eso?

N: Bien porque en estas charlas digo exactamente lo que pienso, me parecen bárbaras. El festejo de la patria hay que hacerlo siempre. Los festivales en todas lados puede estar bien, a mí ya me parece que se hizo millones de veces, creo que se podría empezar a rotar un poco: siempre tocan los mismos, las mismas cosas. Habría que mostrarle a los chicos un poco más de historia, la patria en serio. Yo creo que nos falta un poquito más de educación de lo que es el país.

-¿Te dan ganas de irte a vivir afuera?

N: No. Yo pasé tiempo afuera y todo muy bonito y organizado al principio. Pero cuando pasa un tiempo extrañás lo que vivís acá: tus costumbres, tus amigos, la familia, etc.

-¿Ves algún Sui Generis entre los jóvenes de hoy?

N: Debe haber seguro, pasa que todos los medios cambiaron. Para mí el último grupo fuerte, de renovación e innovadoción como Sui Generis fue Soda Stereo. No hay muchos puntos en común en cuanto al sonido entre los grupos, pero hicieron la continuación que queríamos hacer nosotros que era llevar la música a Latinoamérica. En el under hay tipos que son espectaculares, pero las radios siguen con lo mismo e internet tiene tanta información que se pierden algunas cosas. Lo que nunca muere es tocar en vivo, así que las bandas tienen que salir de ahí y volver al boca en boca, algo que se perdió y que tranquilamente se puede recuperar en las redes sociales.

GALERÍA

Por: Tomás San Juan
Fotos: Eduardo Casali

Comentarios