“Hola, muchas gracias por venir. Estoy muy feliz de estar acá, abriendo para dos bandas que los van a hacer bailar mucho”, saludó Shaman, el encargado de inaugurar el escenario del Teatro Sala Ópera, la noche del jueves 1 de diciembre. Morbo y Mambo fue el plato fuerte de la velada, en la que además estuvo Telepatina.

Cuando se hacían las 22 horas, el telón se abrió lentamente y apareció la figura de Shaman Herrera, parado adelante del escenario, detrás de un micrófono y con su guitarra calzada al hombro. El solista brindó un recital con canciones de su proyecto “Shaman y los hombres en llamas”. Comenzó con Cristal y a continuación hizo La Niebla. Con sus excéntricos gritos y sonidos que parecen salientes de una selva, atrajo la atención del público que estaba en el recinto.

Siguió con Bienvenida Casandra de Sui Generis para la alegría de la gente que cantó la canción en su totalidad. Antes de irse interpretó Árbol, La Niebla y Perdemos la Piel. Dejó el escenario para que continúe la fecha con Telepatina.

El súper grupo que cuenta con variedades de vientos, percusión, bajo, guitarra y teclados con sintetizadores realizó una obra continuada que tenía una introducción, desarrollo y final. “Hola gente, somos Telepatina, gracias por venir”, saludaron los músicos luego de hacer dos canciones: Nimbo y Round.

Sin letras en sus canciones, extraen fragmentos del afro beat tradicional para fusionarlo con sonidos modernos. Aunque vale destacar que tienen sus momentos más rockeros y logran una combinación que hace bailar a toda la sala. Antes de irse saludaron al público y agradecieron a su producción y a las demás bandas.

Cerraron con Gueden y cebú, y PJP. El grupo se encuentra en proceso de realización de un disco que saldría el año que viene. Mientras se cerraba el telón, incentivaron al público agregando: “Ahora van a zapatear con Morbo y Mambo”.

El grupo proveniente de Capital Federal comenzó su actuación a los pocos minutos. La lona se abrió y sobre el escenario aparecieron todos los músicos. Al instante la gente se paró y comenzó a acercarse a la valla de adelante. Sin mediar palabras tocaron Taguzaz, y siguieron con La Espada de Cadorna. “Muchas gracias por venir gente. Nosotros somos Morbo y Mambo”, saludó Manuel Aguilar, bajista.

Uno de los puntos más excitantes de la noche se dio cuando hicieron Nuevo Mood. Luego presentaron a Marcelo Callado, cantante y guitarrista brasilero, quien suele tocar con Caetano Veloso. Con él hicieron Olé y Papai Santo. Antes de irse agradeció a la banda y al público por la invitación y el respeto.

A continuación volvió la banda original y siguieron con el repertorio: Blanco Nigeria y Kerosenne. “Muchas gracias por haber venido. Vamos con los últimos temitas. El siguiente lo hacemos entre todos”, ya se despedía el bajista y anticipaba el tema BS80. Con ausencia de letras en sus temas, el grupo logra una fusión de ritmos que hace bailar a la gente de forma descontracturada. Sin importar lo que sucede a sus alrededores el público mueve sus cuerpos al ritmo de la música. Cerraron con tres temas seguidos: Panama Papers, Junior y 4-4-2. De esa forma culminaba una noche a puro baile y ritmo.

GALERÍA

Access Token not set. You can generate Access Tokens for your Page or Profile on fb.srizon.com. After generating the access token, insert it on the backend

Por Nicolás Inchaurrondo
Fotos: Pilar Miguez Iñarra

Comentarios