Por Matías Angelini

Sonrisas, simpleza y una enorme energía teen emergen en el disco debut de Mora y los Metegoles.  Un EP de cuatro canciones mid tempo, plagadas de un indie punk pop sin ningún tipo de urgencia.

Mora Palvi, junto a Narf Alvarez, Manoloide y Lautarín, sus Metegoles, forma una banda de espíritu jóvenes por siempre que encuentra en melodías simples y letras inocentes un universo vivaz donde brotan canciones chill ideales para una tarde soleada.

La placa abre con ‘Teen’, casi una balada de arpegios donde una jóven chica está dispuesta a pelear si es emboscada de noche por una pandilla. “Una teen contra el mundo”. Todo un manifiesto de época.

La energía aparece en ‘Falkor’, una canción tan inocente como efervesente. “No es un reality show. Nadie se preocupa por vos”.

‘Adscriptos’ cuenta las desventuras cotidianas de nuestro días en una sintesís casi perfecta: “Hace tiempo que no duermo lo que quiero. Hace tiempo que no leo un libro porque quiero”. Maldecir a las responsabilidades hubiera sido muy simple.

El EP homónimo cierra con ‘No fue en La Loma’, una canción aparentemente simple que encubre una historia siniestra. “Me apuntaron con la mira y sólo pensé moriré. Y por favor pediré que me dejen volver”. El tema termina en un jovial solo de guitarra que se funde en una marcha de redoblantes. Tan extraño como interesante.

Comentarios