Pornofonía. Así  definen los integrantes de Mol la búsqueda musical del proyecto que decidieron encarar desde mediados de 2015 hasta el día de hoy. Franco Celadilla en guitarra y voz, Ignacio Prieto en bajo y Agustín Gulayin en batería conforman un trío que como eje principal defiende los cimientos del funk. “Tratamos de que la base sea el funk y todo lo que nos guste de otros estilos aplicarlo, hay tanta música, tantos géneros que todos tienen algo para aportar”, afirma el violero Franco Celadilla.

“Quizás en la actualidad no se toca el funk clásico de Brown, los Funka, Parker, Tower of Power,  Earth, Wind & Fire y muchos monstruos más, pero sigue grooveando a la gente, y para mí eso es lo que importa”, afirma el baterista Agustín Gulayin.

En los próximos días se viene el lanzamiento de su EP debut, que estará conformado por seis temas. “La meta principal es no parar de tocar. Sin embargo, ahora nos vamos a dedicar a la difusión del material que estamos próximos a sacar”, cuenta el bajista Ignacio Prieto.

¿Cómo se forma el proyecto?

Ignacio: El proyecto surge en 2015, yo conocí a Agus en una banda en la que entramos al mismo tiempo y conectamos, y él conocía a Fran, el violero, de toda la vida del colegio, y me tiro “te tengo que juntar con tal violero, van a hacer buena dupla”, y nos empezamos a juntar a zapar los 3, improvisábamos toda la tarde. Ya a principios de este año empezamos a ensayar un poco más fijo y a frecuentar algunas bases que terminaron siendo los temas.

¿Cómo definirían la búsqueda musical de Mol?

Agus: Quizás el funk-rock es lo que más se nos ajusta, pero si tengo que elegir una etiqueta: Pornofonía. Buscamos porno para nuestros oídos, si hay algo que nos gusta cómo suena tratamos de meterlo. Y creo que la clave es esa, hacer realmente lo que a uno le gusta, se disfruta más y eso es lo que le llega a la gente.

Igna: Tenemos todos muchas influencias, muy parecidas y distintas en sí. Creo que la principal influencia en cuanto a género seria el funk, pero el stoner también está presente. Nos gusta jugar con los géneros y que salga algo propio.

¿Cómo ven al desarrollo del funk en la actualidad?

Agus: Viene levantando a pleno. Quizás no es el funk “clásico” de Brown, los Funka, Parker, Tower of PowerEarth, Wind & Fire y muchos monstruos más… pero sigue grooveando a la gente, y para mí eso es lo que importa.

Igna: El funk es un género que en Argentina nunca pisó fuerte, muchos músicos tienen temas funkys pero la estética funk está empezando a pisar recién ahora en el país. Creo que estamos en la camada que lo tiene que popularizar. Por suerte se está armando la movida funk y cada vez crece más.

Como por ejemplo el armado de un Festifunk del cual fueron parte.

Fran: La idea del Festifunk, el cual organizamos junto a los chicos de Trial X y Cóndor Sexy, es darle más fuerza a la movida del género, un empuje para ayudarnos entre bandas y poder crecer. El objetivo es que se vayan sumando más bandas en las próximas ediciones. Mi experiencia del Festifunk fue excelente, la pase muy bien, organizamos todo para que los músicos estuviésemos tranquilos y pudiésemos disfrutar de la noche.

Agus: Estuvo sensacional. Desde un principio se planteó la idea de que el Festifunk sea un empujón para el género, y a su vez que sea una movida en la que los músicos disfruten. Ya van a venir más!

¿Cuál es su relación con la escena local?

Agus: Gracias al Sol y a Pacha en el poco tiempo que tenemos arriba de los escenarios pegamos muy buena onda con las bandas que nos cruzamos. Conocimos personas de diez con las que también se comparten momentos más allá de la música, armamos fechas, nos invitaron a otras, intercambiamos ideas. Contento. El under es un mundo divino en el que todos tiran para el mismo lado.

Igna: Empezamos a tocar a mitad de año y la repercusión siempre fue buena, fuimos conociendo gente copada y las fechas fueron apareciendo, tratamos de tocar en todos los lugares que podamos para mostrarnos lo más posible.

¿Cómo es el proceso de composición de la banda?

Agus: Generalmente todas las ideas salen de zapadas o de riffs. Una vez que tenemos la idea seguimos zapando y sobre la marcha vamos armando la estructura. Si hay algo que me gusta de la banda es que el proceso de composición está libre de egocentrismos musicales, y todos aportamos al global.

Igna: Nos copa mucho improvisar. La idea de la banda es que cada uno toque lo que quiera, que se divierta en cada parte de la canción, entonces hay bastante libertad a la hora de componer.

¿Qué nos pueden adelantar del EP?

Agus: El EP sale en días, estamos recontra manija. Por ahora se vienen seis temas en formato digital.

Igna: Igualmente la meta principal es no parar de tocar, porque ahí conocemos gente que nos abre miles de puertas. También nos gustaría viajar para tocar, tenemos muchos proyectos pero falta concretar.

Comentarios