Por Tomás San Juan
Foto: Nana Cascardo

Las bandas emergentes del nuevo milenio tuvieron la posibilidad, en los últimos años, de encontrarse con avances tecnológicos que facilitan la grabación casera de una canción o un trabajo discográfico. A pesar de ello, uno de los conjuntos que mejor representa la movida hardcore platense decidió volcarse a la vieja escuela: registrar un álbum de primer nivel con Alejandro Taranto.

“Taranto nos enseñó a aplicar lo que sabemos en un ritmo de trabajo, nosotros nos lo tomamos como un trabajo. Aprendimos muchas cosas fundamentales como concepto de vida del músico”

Juan Pedro Albanesi en voces, Fabricio Millan y Jorge Rodríguez en guitarras, Vane Lucero en batería y Cristian Turano en bajo forman el quinteto ideal de M.O.S.H. El próximo sábado 13 de mayo, presentan Las Distancias que Acortamos (que se encuentra en las plataformas digitales hace dos semanas) en el Centro Cultural Daniel Omar Favero. “Jamás hicimos un show como el que estamos preparando”, asegura el cantante Albanesi.

¿Cuándo nace la idea de grabar material nuevo?

Turi: El disco se empieza a cranear después de una gira que tuvimos en Córdoba, en el 2015. Como todo gira pasan cosas buenas y malas. Una de las malas fue que Fabro dio marcha atrás y rompió todo el auto. Tuvimos que hacer una parada técnica y ahí nos quedamos en una parada de colectivo mirando el paisaje de las sierras.

Jorge: Juan empezó a tararear melodías y lo seguíamos con la guitarra. Ahí salieron algunas cosas que después no usamos.

Pero volvieron con eso en la cabeza.

Turi: Claro. En noviembre empezamos a componer posta, a tener charlas de ver con quién grabar el disco. Decidir que alguien interfiera en las canciones fue importante, todos queríamos hacerlo. Ceder esos compromisos fue la parte más importante. Resignamos todos lo que sabíamos para que un tipo que tiene experiencia nos guie en cómo hacer sonar lo que nosotros queremos mostrar.

Jorge: Queríamos que suene bien, con una calidad importante. Hoy con las facilidades que te dan las computadoras en tu casa si te das más o menos una idea chamuyas una bata, por ejemplo. Nosotros no, queríamos que Vane tocara. Todo de verdad.

¿Por qué la decisión de grabar con Taranto?

Turi: Porque de todas las opciones del género, era el único que nos parecía más real. Nosotros nos juntamos en diciembre de ese año y dijimos que después de las fiestas decidíamos arrancar en enero la preproducción, con temas que no existían, porque habíamos empezado a componer ese mismo mes. Ahí nos juntamos con Alejandro y lo primero que nos dice fue que no le prendamos la computadora para mostrar algo, que lo toquemos. Ahí dijimos es esto lo que necesitamos.

Jorge: Además el audio tiene sangre. El interés en Ale surgió, entre muchas cosas, después de escuchar el disco que hicieron los Cara Cortada. A mí por lo menos me la voló, tanto por la calidad como por la explosión de los temas.

¿Cómo llevaron el trabajo de preproducción?

Turi: Fue duro. Cuando nos juntamos con Ale nos pidió muchos temas, como 30 para poder elegir 10. Nosotros teníamos cinco nomás. Ahí fue cuando la banda tomó forma: o se amoldaba el rompecabezas o no. Nosotros prácticamente nos mudamos a una casa para poder tocar siete u ocho horas por día. Ahí nos dimos cuenta que no llegábamos a grabar en febrero, como habíamos quedado con Ale y lo estiramos dos meses más. Acondicionamos la sala y nos metimos con todo.

Fabro: Por ahí en el disco anterior grabamos los temas que teníamos y listo, no nos planteamos estas cosas. Era sacar el primer trabajo.

Jorge: Fue muy intensivo. Hicimos jornadas donde Ale venía y trabajábamos desde las nueve de la mañana a las nueve de la noche, parando sólo para comer y el dándote las indicaciones precisas, justas.

¿Cómo llevaron el tema convivencia?

Juan: A veces teníamos momentos que no nos podíamos ni ver y había otros en los que estábamos re unidos. Es muy difícil unificar cinco energías muy distintas. Si bien somos amigos, también somos muy distintos. Realidades y mambos distintos. El tema de que Vane sea la única mujer y la tenemos que entender, no zarparnos. Es todo un tema la convivencia. Valió la pena todo esfuerzo, nos divertimos mucho.

¿Aprovecharon esos momentos de compartir tanto tiempo juntos para intercambiar bandas y discos?

Fabro: Tenemos todos gustos muy particulares y distintos, entonces hay un intercambio siempre de música.

Jorge: Me acuerdo cuando Juan tiró Royal Blood. Yo soy muy rockero y del heavy: ACDC, Iron Maiden, Metallica. Juan a veces me trae esas cosas y quedo como sorprendido.

Turi: No le presté atención cuando la tiró y después me re pegó. Juan es más actual, está como en lo que va pasando. Aprendimos a respetar y apreciar los gustos de otros. A mi Metallica no me gustaba, pero ahora le tengo cariño. Mirá que tan importante es lo que todos quieren y como nos complementamos que los gustos musicales quedan atrás. Importa lo que se genera y el camino que tomamos.

Juan: Yo soy un chabón que soy muy abierto a la música y siempre trato de traer cosas nuevas, cosas que jamás ellos escucharían por su cuenta. Escucho de todo: Hip Hop, Electrónica. La manera de ver la música, sentirla y vivirla de cada uno, eso es lo que más sorprende. Siempre me llamó la atención cuando uno expone lo que piensa de la música. Todos coincidimos en que estamos juntos para divertirnos y para rockear. Desde muy chicos soñábamos con subirnos a un escenario.

¿Cómo es trabajar con Taranto?

Turi: Dentro de todo el laburo que hizo fue fundamental por la presencia, tener a un tipo como el al lado fue muy duro. Nos enseñó a aplicar lo que sabemos en un ritmo de trabajo, nosotros nos lo tomamos como un trabajo. Aprendimos muchas cosas fundamentales como concepto de vida del músico. Eso sólo se aprende con la experiencia que alguien te transmite.

Un trabajo duro entonces…

Turi: Si bien fue muy duro pudimos disfrutar de todos los momentos. Estuvimos a las corridas y toda la bola pero estuvimos bien. No nos cansamos como nos deberíamos haber cansado con la exigencia que tuvimos.

Una de las características del trabajo de Taranto es el equipo de trabajo que lo acompaña. ¿Cómo lo vivieron ustedes?

Turi: Es increíble. Tom Taranto, cantante de Infierno 18, es un ingeniero zarpado, nivel te sacás la remera y lo aplaudís. Muy ágil, rápido y tiene oído para todo. Nos ayudó muchísimo.

Jorge: Además pensá que Tom tiene nuestra edad. Estuvo toda la vida metido en esto. En un momento nos contó que Ale lo llevaba a la mezcla de discos como los de A.N.I.M.A.L. El loco creció mamando eso.

¿Y Nico Taranto?

Turi: La tiene atada. Si bien nosotros llevamos a un amigo de nosotros, Andrés, que estuvo ayudando a Vane en la bata, Nico le propuso cosas que simplificó mucho y ayudó.

Juan: A mí me pasó que cuando estaba cantando, desde el otro lado del room me escuchaba cantar y al toque me sacaba el coro. Así fuimos trabajando la voz. Fue un laburo impecable, y lo más importante es que en ningún momento bajó esa intensidad, fue toda la grabación así.

¿Cómo trabajaron el arte de tapa?

Jorge: Empezamos a trabajar con Ale, en tales condiciones. Tenemos que mostrar un salto de calidad en todos los aspectos. Él nos dijo: preocúpense por el video, la tapa. Por todo. Si no, lo que estás escuchando no se refleja en su totalidad. El arte está buenísimo, estamos muy contentos.

Turi: El diseño del disco lo está haciendo Matías Marano, que fue el diseñador del disco Frente a Frente de Carajo y entre otras tapas. También tuvimos algunas perlitas con la edición…

¿Cómo cuáles?

Turi: Tenemos un problema gravísimo con la falta de atención. Cuando mandamos el disco a imprimir, nos preguntaron mil veces si estábamos seguros de cómo quedaba. De repente, después de muchas insistencias, me doy cuenta de que en el título en vez de Distancias decía Distánicas. ¡Todo el tiempo dijo eso! Y fue en la publicidad, el banner, el bandcamp, las entradas. En todo.

Juan: También pasó la del spot. Les pedí que busquen bien la dirección del Favero. Me responder que era en 117 y 41. ¡Pregunté mil veces eh! Grabo todo y era en 117 y 40. Increíble.

¿Por qué la elección del Favero para presentar el disco?

Turi: Esto es un momento muy importante para la banda. Venimos de dos años de trabajo que para nosotros fue enorme en todo sentido y queremos presentarlo bien. El Favero a nosotros nos representa hoy porque es un lugar lindo, ameno y que encima podes decorar a gusto, como vos quieras. Podes hacer algo barato, caro, artístico. Es un espacio abierto excelente. Tenemos la posibilidad de modificarlo como nosotros queramos. Una apuesta distinta, nuestra.

Jorge: También tratamos de acomodar todo con un precio que no existe para que te puedas llevar la entrada y el disco. Llevarte el disco ese día va a ser la postal de algo grande.

Juan: Jamás hicimos un show como el que estamos preparando. Nunca tocamos tanto, tenemos invitados, un sonido importante y una puesta escenográfica genial. Va a marcar un antes y un después de la banda porque nunca nos escucharon tocar y sonar así. El salto de calidad es muy grande.

¿Después la idea es salir a tocarlo?

Turi: No vamos a tocar mucho en La Plata. Queremos viajar y explorar toda la provincia de Buenos Aires. Si tocamos 15 fechas en La Plata no nos dan los tiempos. Nos encanta tocar, pero no es redituable.

M.O.S.H. presenta Las Distancias que acortamos el sábado 13 de mayo en el Centro Cultural Omar Daniel Favero.

Comentarios