Por Nicolás Inchaurrondo
Fotos: Macarena Torres

La banda con más proyección de la escena platense volvió a explotar el Teatro Sala Ópera de La Plata.“La lluvia pega fuerte y no va a parar”, cantaba Lucio Consolo mientras afuera las calles platenses se humedecían con cada gota que caía. No, el cantante de Peces Raros no invocaba a la lluvia, sino que “Héroes del bar” formó parte de la lista de canciones que hicieron en su presentación en el Sala Ópera.

En una noche húmeda y nublada la gente se acercó y colmó la capacidad del teatro para ver al grupo. Afuera se formaban colas para sacar entradas, mientras adentro, el DJ Manu Rodríguez hacía bailar a los que iban ingresando. Pasadas las 22hs se cerraron las cortinas. El público expectante se apretujó hacía el frente y de repente comenzó a sonar una base que fue fluyendo hasta hacerse “Rio Rhin”.

Parado frente al teclado y con la guitarra colgada, la silueta de Consolo aparecía en el centro del escenario. Lo escoltaban Marco Viera a la izquierda y Mariano Sosa Acosta a la derecha, mientras que en el fondo Benja Riderelli conducía el set list, que continuó con “Parte mal de un sueño”, canción que da nombre a su segundo disco.Durante media hora tocaron sin parar, presentando algunas canciones que formarán parte de su próximo álbum. Luego se fueron, dejando una base que sonaba como si los Peces Raros hubiesen musicalizado la serie Stranger Things. Escasos minutos pasaron cuando las siluetas de los músicos volvieron caminando lentamente a sus lugares.

“Buenas noches chicos”, saludó por primera vez Consolo al público que pegoteado y transpirado por la humedad de la noche, bailaba sin cesar. La base se transformó en “A donde quieras”, también de su último trabajo. A continuación, la pantalla se puso en negro y bajaron códigos de computadora, cual Mátrix. Los Peces, mientras tanto, interpretaban “Pensamientos Nocturnos”. El set continuó con “Clericó”, “Durango” y otra canción nueva, donde se combina música electrónica con un solo de guitarra más rockero.

“Bueno, vamos con el final del show. Estamos muy felices de haberlo compartido con ustedes”, saludó el cantante mientras empezaban a tocar “Antes de llegar”. El público saltó y armó un pogo en el centro que, se agrandó con la siguiente canción: “No gracias”, de su álbum debut.

La banda se fue de escena, pero regresaron al minuto. “Estábamos poniéndonos de acuerdo. No sabíamos que tocar”, dijo Marco Viera y lo acompañó Consolo: “una a la carta”. Terminaron el show con “Girando en falso”, otro estreno, mientras que en la pantalla se proyectaba un 666 rojo.

Fueron casi dos horas de un set al que fueron acoplando, con cambios de ritmo, canciones de sus dos álbumes y material nuevo que formará parte de su próximo disco. Los Peces Raros hicieron bailar en su océano electrónico a un público que se enchufó enseguida y bailó en todo momento.

Cobertura fotográfica del show de Peces Raros en El Teatro Sala Opera de #LaPlata.ph: Macarena Torres Stramigoni

Posted by Revista Distorsión on Monday, April 23, 2018

Comentarios