Si de Germán Herrera dependiera, tendría una banda o proyecto nuevo todos los días. Cambiando sonidos y probando el material que queda fuera de sus otras producciones. Eso sí, siempre ligado a esa atmosfera lo-fi que bien lo caracteriza.

En 2007 publicó En tu cara (Ediciones Tentáculos) con el nombre de Los Moretones, una estética surf punk que se siente sobre la piel. Fue el epé que originó un camino en sus pasos musicales. Luego, reunió un equipo de amigos que ha ido mutando en su formación para publicar tres álbumes más, incluyendo Chamuyera, un disco corto que vio las luces de internet hace unos días.

Tres canciones concisas en los márgenes que navega Germán (a.k.a. Pitillo Beat), un lo-fi que muta desde las playas de California para centrarse en el corazón de Las Vegas con un rockabilly intenso, dibujando atmósferas del indie platense. Es ahí que ‘Chamuyera’ y ‘Yo no estoy hablando de amor’ van dilucidando la propuesta. Dejando para el cierre ‘Me caes mal’, versión en vivo del segundo track del Haciendo Bochinche (2014) en Pura Vida.

Grabado entre la casa de Lucho Cartucho y Estudios Pirámides, mezclado por el mismo Herrera. Una demostración de las habilidades de Pitilo Beat para incursionar en variadas facetas y que tienen éxito. Los Moretones, más que intentar de ampliar su catálogo personal, es un juego entre amigos en torno al espíritu garaje.

Por Juan José Llano Oyarzún

Comentarios