El nuevo EP de Los Cataclismos sigue por la senda surfer psicodélica de años anteriores, pero esta vez han podido pulir un sonido más prolijo y definido grabado en cinta abierta.

Dos canciones contiene este EP así que mucho material no hay para analizar, pero bien sirve como introducción de la obra de la banda para quien aún no la conozca. ‘Luces de Aldebaran’, la primera canción, tiene esa cadencia bailable del surf rock que en este lado del mundo asociamos al sonido “tarantinesco” (porque generalmente el argentino medio no conoce el subterranísimo surf rock argento). Y la segunda canción, ‘La Calma’, muestra ese otro lado más mid-tempo que por momentos roza el cuelgue, en el que también Los Cataclismos incursionan asiduamente.

Carta de presentación, adelanto de lo que viene, un pequeño material que se publica para seguir presente… la etiqueta que le quieran poner; pero lo que realmente sucede una vez terminado el EP son las inevitables ganas de re escucharlo, de desear una pronta publicación de nuevo material, o de bucear por los anteriores trabajos de la banda. Y eso no puede significar otra cosa que buenas olas.

Por Nicolás Arias

Comentarios