Por Alma Carrasco

Cuando en 2001 The Strokes irrumpió en la escena musical de la mano de Is this it el rock cambió para siempre. La guitarra de Albert Hammond Jr. marcó el ritmo que luego adoptaría el resto de las bandas que comenzaron a emerger para que el indie se consolidara en el diverso escenario mundial.

A 16 años de esa revolución que iniciaron Julian Casablancas y compañía, el rock indie en La Plata se convirtió en el estilo dominante, aunque siempre acompañado de sonidos más cercanos al pop y a la electrónica, con los sintetizadores como principales protagonistas. En ese contexto, La Teoría del Caos decidió adoptar algunos de los elementos sonoros propios de esos estilos pero, principalmente, se inclinó por mantener viva la herencia sonora del quinteto newyorkino con la guitarra eléctrica como estrella.

Cinco años tuvieron que pasar para escuchar material nuevo de La Teoría del Caos. Después del lanzamiento de su disco homónimo en 2012, Temporada de huracanes llegó para terminar de consolidar al grupo en el under platense. En esta producción el público va a encontrar la esencia de la banda en todo su esplendor: melodías pegadizas y un puñado de letras con cierta sombría emocional que lograrán que, más de uno, se sienta ferozmente identificado.

Para los que se generaron expectativas luego del lanzamiento del primer single, ‘Interestelar’, el disco será un viaje más que placentero. Podrán descubrir en la canción que le da nombre al disco y en ‘Las llaves el frenesí’ tan propio del estilo que, con el paso del tiempo, fueron consolidando. También, se bañarán de melancolía al ritmo de ‘Ballet francés’ y encontrarán en ‘Droga y confusión’ un cierre abrupto que los dejará con ganas de, al menos, un tema más.

Para los que aún no se familiarizaron con el grupo liderado por Sebastián Coronel, Temporada de huracanes es una carta de presentación prometedora, convincente. Probablemente nada que escape de los cánones del rock actual, pero rock al fin y al cabo.

Comentarios