La legendaria banda platense, antes conocida como ¨Smith & Wesson¨, se presentó en el Teatro Crisoles, un agradable teatro cultural que tenemos los platenses, el pasado sábado 3 de diciembre.

A sala llena, y con una temperatura altísima, La Smith nos brindó una noche inolvidable de Rock & Roll. Lamentablemente, en estos últimos años se los vio poco arriba de los escenarios, pero tratándose de una gran fiesta para celebrar 20 años de trayectoria, era muy obvio que nos esperaba un gran recital. Con amigos invitados, un gran sonido, proyecciones de fondo, y lo más importante, que ellos mismos siempre remarcan: se notaba demasiado el laburo de ensayo. El trabajo de la sala donde se cocina todo, incluso con los músicos invitados. Como siempre tratándose de La Smith, hablamos de rock platense, independiente, y hasta Under si quieren, pero de nivel profesional. Con músicos dedicados y comprometidos al cien por cien.

Los clásicos del disco ¨A doble o nada¨, que se edito en 2013 y fue producido por Carlos Sánchez (ex baterista de Estelares), no podían faltar. Pero también hubo algunas sorpresas. Alrededor de las 23 hs comenzaron los primeros acordes de ¨Tierra de pecado¨, seguido por ¨Tu Debilidad¨. Hasta ahí daba la sensación de que se guardarían lo más fuerte para el final, y continuaron con ¨Las garras de la gran ciudad¨ y ¨El circo del rock¨.

Era momento de presentar un tema nuevo, y el público escuchó muy atentamente ¨Banderas¨. Los comentarios no se hacían esperar entre el pogo y el calor, pero no hubo demasiado tiempo porque había que presentar al primer invitado de la noche. Ariel Bruno (¨Burn¨ y ¨Feedback¨), gran tecladista de trayectoria profesional, que interpreto con ellos el ya clásico ¨No piensen por mi¨, tal vez la canción más radial y melódica de La Smith. Fue una muy buena elección meter ahí las teclas, sin dudas.

¨El vació de tus ojos¨ fue la siguiente, con la típica intro hecha de gritos y alaridos de mujer, en honor a la película de horror para la cual colaboraron con este temazo. Más invitados se acercaban al escenario, en este caso, Lucas Pigueiras de ¨El Buffo¨ y el Gato Luengo de ¨Gol¨ para hacer una muy buena y rockera versión de ¨Tu Nectar¨. Vuelve al escenario Ariel Bruno, para tocar ¨Ayer Hubo¨, y luego los hermanos Mauricio Sánchez de ¨Gol¨ y Carlos, el ex ¨Estelares¨ y productor del último disco de la banda, para hacer otra de los viejos tiempos, ¨El oro del rey¨.

Era el momento de tocar un cover, ¨La ciudad del gran río¨ clásico de Riff, que La Smith hace muy poco tiempo versionó para un compilado de bandas que se reunieron en un emotivo homenaje a Pappo. Después sorprendieron nuevamente con otro estreno titulado ¨Tengo la llave¨. La noche iba llegando al final, el calor ponía las cosas mucho más interesantes y aumentaba la ingesta de bebidas, cuando interpretaron ¨El mono¨, una canción de culto, y ¨El rock es mi motor¨, con el mítico popurrí como de costumbre, donde brillaron los fragmentos de ¨TNT¨ de AC/DC, ¨Still of the night¨ de WHITESNAKE, ¨Black Night¨ de DEEP PURPLE, ¨Black Dog¨ de LED ZEPPELIN y ¨Won´t get fooled again¨ de THE WHO.

Ahora sí, para ir concluyendo. Era el turno de Marcos y Juan Ricco, la gente de ¨Perros de Presa¨ y ¨La Power Blues¨ respectivamente, que se comieron el escenario para hacer ¨Sacúdete¨. Seguido por ¨Salto mortal¨, cantado también con la compañía de Manuel Rodríguez de ¨Sueño de Pescado¨. Y por último, la banda hace un breve encore y vuelve con ¨Al corte¨ sin invitados, y el cierre de la mano de ¨A doble o nada¨ con la presencia de Nacho Bruno de ¨Narvales¨.

Por Aquiles Tobio
Foto: Hujo J. Panzarasa

Comentarios