Por Sofía Rottoli
Fotos: Sofía Rottoli

El viernes 8 de marzo se presentó De La Gran Piñata, grupo originario de Berazategui, en el Teatro Sala Ópera, para brindar un espectáculo que hizo vibrar el lugar. En esta ocasión, abrió el show Blanca Cepa, oriundos de Wilde.

Los seguidores de ambas bandas se acercaron al salón de a poco hasta dejarlo copado. Los primeros en llegar, se acomodaron detrás de la valla que los separaba del escenario, para estar lo más cerca posible de los músicos y disfrutar de la esencia del rock.

Alrededor de las 21hs. el telón se movió para dejar ver sobre el escenario las figuras del conjunto soporte: Lucas «Pipo» Pizarro en el bajo, Santiago «Santully» López en guitarra y voz, Maxi Cataffo en batería y percusión y Esteban «El Pela» Ballejos en el saxo.

Empezaron con el tema ‘P.E.M’ perteneciente a su único álbum Alerta, no es un simulacro (2016) y al término de dos canciones, Santully, el guitarrista, interrumpió el repertorio con un “Buenas noches, vamos a hacer un poquito más de rock and roll”. Luego de un solo en las cuerdas, continuó con un “Queremos agradecer a la piñata por permitirnos estar acá”.

Envueltos por los aplausos, los músicos tocaron durante aproximadamente una hora. Dedicaron algunas de sus canciones a los “chicos de la piñata” y por supuesto, no podían olvidarse de ellos: el querido público, a quienes dedicaron ‘Nadie como vos’, tema con el cual se despidieron del escenario.

El telón se cerró y la gente comenzó a agitar el lugar. El teatro era un tumulto de personas que lucían un sinfín de remeras de diversas bandas que caracterizan el rock nacional, como La Vela Puerca, Salta la Banca, La 25, Los Redondos y en su mayoría, la protagonista de la noche: De La Gran Piñata.

Después de unos minutos se escuchó la batería en el escenario y comenzó a fundirse con un coro inconfundible que decía: “olé, olé, olá, soy piñatero, es un sentimiento que no puedo parar”. Las luces se encendieron y con ellas la banda salió para empezar.

De la mano de Darío “Pantera” Giuliano en guitarra y voz, Lucas Martínez en guitarra, Nicolás Persig en bajo y Alejandro Zenobi en batería, el grupo comenzó a revolucionar el lugar con dos temas: ‘Ícaro’ de su último disco El equilibrio entre los opuestos (2015) y ‘Melodía para ver fantasmas’ del álbum Miércoles (2010).

Pararon de tocar para presentarse ante sus seguidores con un “¿Cómo andan? Hace calor ¿no?”, de parte del líder de la banda, el vocalista y guitarrista Darío Giuliano. Y ciertamente tenía razón, la temperatura en el lugar se sentía, al punto tal de que muchos decidieron sacarse sus remeras para poder estar más cómodos y saltar a la par de la música.

Después de otros dos temas, Giuliano volvió a referirse a su público entre gritos y aplausos, con un “¡La verdad que hoy estamos endemoniados!”, con lo cual alimentó la euforia de todos e hizo explotar de un solo grito el lugar. También habló sobre el rock, no como un género, sino como un estilo de vida, “el rock es cultura y es familia”, comentó el músico. La gente contestó a todo con un “vamos, vamos la piñata” que parecía interminable.

La banda venía de tocar en festivales de gran escala a nivel nacional como Rock en Baradero y el Cosquín Rock. Esa noche, anunció que esa era su segunda fecha del año dentro de su gira por el país y aun así tocaron con la energía de ser la primera vez.

Ante la efervescencia del público y el sonido limpio de los instrumentos, los músicos continuaron tocando entre risas y aplausos durante un poco más de dos horas repletas de rock. Algunas de las canciones más destacadas fueron ‘Clonazepam’ del álbum Miércoles (2010), ‘De bar en peor’ y ‘Tu can’ pertenecientes a El equilibrio entre los opuestos (2015).

Aunque algunos temas supieron destacarse sobre los demás, la gente cantó todas sus canciones con una pasión que sólo puede comprenderse en la música. Y al llegar al final de la noche, “la piñata” se despidió de su público con ‘Residuos’ del ya mencionado disco Miércoles, en el cual todos cantaron a unísono parte de la letra que se fundía en un rotundo “Negra… ¡prendeme la luz, que no veo nada!”.

Los músicos saludaron a toda su gente para dejar el escenario libre hasta la próxima. Con ese final, dejaron los oídos de los fanáticos empapados de música, con el corazón que latió con ansias de verlos otra vez. Así se cerró la noche en la cual la piñata explotó en el Ópera.

GALERÍA

Presentación de De La Gran Piñata en El Teatro Sala Opera de #LaPlata.Banda invitada: Blanca Cepa.ph: Sofía Rottoli

Posted by Revista Distorsión on Montag, 10. April 2017

Comentarios