“Actualmente la banda se encuentra en constante crecimiento y aprendizaje trabajando en un nuevo sonido”, cuenta el cantante y guitarrista José Delgado sobre el presente de La Gran Pérdida de Energía. Salvador Barcellandi en guitarra, Ignacio Córdoba en bajo y Axel Inda en batería, terminan de conformar grupo instrumental que hace unos años arribó a la ciudad de las diagonales y no deja de crecer.

“Nos gusta hacer las cosas en forma instrumental para que las personas presten atención al trabajo de los instrumentos, pero esto está mutando ya que en el disco nuevo hay más letras”, asegura el vocalista y violero José Delgado.

El horizonte del cuarteto, que proviene de Villa La Angostura, parece ser infinito –este mes van a realizar su primer viaje internacional a Montevideo- y según su líder son “una nave que queremos que viaje a todos los universos posibles sin limitaciones”. Es evidente que ser parte de Fuego Amigo Discos, un sello independiente que se envalentona a pasos agigantados, es clave para poder tener esa libertad necesaria de indagar por los lugares menos visitados del rock actual.

Teniendo en cuenta que ‘Agosto’ (2015) fue lo último que lanzaron, ¿en qué momento se encuentra el proceso de composición de la banda?

José: Nuestra nueva sala, nos dio la posibilidad de establecernos y la libertad de trabajar. Estamos más cómodos y el trabajo se agiliza. Tenemos días y horarios fijos de ensayo. A lo largo de este mes fuimos encontrando una manera de encarar las maquetas y concretar algunas canciones nuevas.

O sea, se viene un disco nuevo.

José: Si, Ya casi estamos en la recta final del nuevo disco. Para el mes de Noviembre del 2016 nos vamos a meter en el estudio a grabar las baterías, este álbum viene con un concepto diferente del anterior, más cálido, como un atardecer de verano. Esperamos que para marzo del 2017 esté todo listo.

¿Cómo es su relación con la escena local platense?

Jose: Bastante buena, tenemos muchos amigos en La Plata. Hay mucho aguante en la ciudad con respecto al arte. Quizás se debe a que todos tenemos un talento artístico que nos une, se trata del ida y vuelta.

Se cumplieron 10 años de su primera grabación. ¿Con qué se encontraron en el camino?

José: Es un hermoso camino el que estamos cumpliendo, viajar y conocer paisajes y personas diferentes es algo que no hace felices. En octubre nos vamos a tocar a Uruguay y va a ser nuestro primer viaje internacional. Estamos aprendiendo mucho, el mundo nos afecta constantemente eso lo transformamos y lo expresamos en nuestras melodías.

Hoy la música instrumental está teniendo grandes movimientos en La Plata, pero se podría decir que ustedes fueron una de las primeras bandas en explotar en la ciudad. ¿Cómo lo ven?

José: No creo que seamos la primera banda que lo hiciera, tampoco tenemos ganas de tener la etiqueta de instrumentales, sí nos gusta hacer las cosas en forma instrumental para que las personas presten atención al trabajo de los instrumentos, pero esto está mutando, porque en el nuevo disco hay más letras. Estamos haciendo lo que tenemos ganas. Cantar o no cantar, todo depende de la intención y de lo que a nuestro criterio necesite la composición.

¿Sienten que sigue esa conexión con la Patagonia? Teniendo en cuenta que en muchos temas de la banda se nota.

José: Si siempre, nuestras composiciones nacieron en el bosque, la montaña y los lagos alternando con sus cuatro estaciones donde el paisaje está en un constante cambio. Siempre que nos subimos al escenario es importante invocar un paisaje en nuestras mentes, pensar en el silencio del bosque por ejemplo.

¿Cuáles son las próximas metas?

José: Grabar, tocar en todos lados, que muchas personas tengan la experiencia de escucharnos, desde niños a adultos y que puedan proyectar imágenes agradables en sus mentes, y darlo todo como dice siempre Axel, nuestro baterista. Ser felices por el resto de la eternidad. Trasmitir la mejor energía para todos y alentar a que se puede generar cualquier proyecto con mucho amor y respeto.

*La Gran Pérdida de Energía se presenta el 18 de noviembre en Doble-T (34 e/ 27 y 28) y despide el año el 1º de diciembre en Pura Vida Bar.

Por Tomás San Juan
Foto: Melisa Barbereau

Comentarios