“El disco surge con la necesidad de plasmar una cierta cantidad de temas que veníamos acumulando en nuestro repertorio”, dice el guitarrista Nacho Corzo sobre ‘Relatos del Caos’, el álbum debut de La Especial de los Viernes. Sebastián Bertelli en voz, Julián Makcimovick en guitarra, Rodrigo Maneglia en bajo y Octavio Yalet en batería, con Pablo Plaza en la armónica como invitado permanente, completan un quinteto que se permite jugar con una variedad de ritmos interesantes.

“La música es nuestra arma para romper todo lo gris de la realidad”, enfatiza el violero Nacho Corzo.

El contexto socio-político que vivió el país con las elecciones del año pasado significó un punto de inflexión para la banda. “Fue bastante caótico, porque al mismo tiempo que disfrutábamos del lanzamiento del disco estábamos tristes por la llegada de una inclinación política de la cual ni yo ni la banda estamos de acuerdo”, manifiesta Sebastián Bertelli, voz del conjunto.

¿Por dónde pasa la búsqueda del sonido de la banda?

Nacho: Como línea madre tenemos el rock, pero las distintas influencias de cada uno de nosotros lleva por ahí a lo que se ve en el disco: un sonido bastante variado según la exigencia del tema. Si surge primero la letra intentamos interpretar lo que dice y trabajar sobre eso, que es lo que pasa casi siempre.

Sebas: Nos permitimos jugar con otros ritmos aparte del rock. Pasamos del blues al reggae también. Hay alguna que otra balada y quizás hasta llegamos a algo progresivo. Somos una banda que creemos que tiene mucha fuerza o que al menos intenta plasmarlo.

¿Cómo vivieron la grabación de ‘Relatos del Caos’?

Nacho: Tuvimos la suerte de que un amigo estaba construyendo un estudio profesional y no tuvimos que correr con horarios, lo que nos permitió ir probando cosas y tomarnos las cosas con tranquilidad.

Sebas: Claro, cuando era la hora de grabar, más allá de la ansiedad propia que esto genera, estábamos tranquilos.

El disco tiene un concepto marcado. ¿Qué pueden contar sobre esto?

Sebas: Tuvimos varias reuniones para charlar acerca del concepto del disco. Teníamos un abanico de canciones y nos sentamos a pensar no una direccionalidad sino que tenga algún tipo de viaje.

También le dieron mucha importancia al diseño…

Sebas: Se nos ocurrió hacerlo en formato de libro. Este está separado en dos capítulos, que contienen cinco canciones cada uno y que creemos que estas están atravesadas por una misma temática común. Cada capítulo tiene un prólogo, que si los juntas forman un relato. Por otro lado, cada canción posee una cita con diferentes personajes culturales como por ejemplo Julio Cortázar o Rosa de Luxemburgo. Creímos que le daba fuerza a lo que decía la letra.

Y de ahí el nombre ‘Relatos del Caos’.

Sebas: Claro. Caos por un montón de cosas. Por los cambios de formaciones que sufrimos, la grabación misma del disco que trajo bastantes discusiones y por la coyuntura político-social que fueron las elecciones del año pasado.

Nacho: No queríamos que sea un rejunte de canciones. Sí queríamos analizar todo el proceso que nos había llevado hasta ahí. Tenía que valer la pena hacer una edición material del disco. Creemos en el encuentro personal y humano. Las citas de las que hablaba Sebas son provocaciones o disparadores para la letra del tema y para discutir cosas que creemos que hay que discutir.

Es claro que la banda tiene una posición política marcada, o que al menos sabe dónde está parada…

Sebas: Fue bastante caótico lo que vivimos el año pasado. Al mismo tiempo que festejábamos el disco nos entristecía la llegada de una inclinación política de la cual no nos identificamos ni un poco. Hay matices, cada uno tiene su tendencia, pero ninguno está de acuerdo con lo que sucede hoy. En ese sentido el disco puede haber sido medio premonitorio. El primer tema se llama ‘Tempestades’ y el primer verso es “se avecinan tempestades”. No fue pensado en ese momento pero terminó siendo algo premonitorio.

Nacho: Básicamente las elecciones fueron una escena mediática con comentarios que generan bronca y la manera de canalizarlo y expresarlo es contestando a esa situación con el arte.

El 16 de abril presentaron el disco en Lucamba. ¿Cómo estuvo el show?

Sebas: Armamos presentaciones, escenografía y audios de los prólogos, con ayuda de amigos. Preparamos todo nosotros cinco. Llegamos extenuados pero con la emoción muy a flor de piel. Lo que significó la fecha a nivel emocional es muy difícil de describir. Fue mucha gente, pero lo que se dio arriba del escenario fue único. Nosotros ante todo somos un grupo humano.

¿Cómo es su relación con la escena local?

Nacho: Nos ha pasado de recibir un trato donde no se valora al músico y sólo se aprovecha de la situación en un contexto donde todo se mercantiliza. Nos cansamos rápido de eso y decidimos organizar fechas nosotros. Nos dimos la cabeza contra la pared pero la idea es seguir remando y darle para adelante. No se pide demasiado cuando vas a tocar a algún lugar, salvo respeto.

Sebas: Hay un discurso que es políticamente correcto y es decir que está mal que te cobren. Pero después un montón de artistas ceden a esto. Estos festivales que organizamos nosotros se llaman ‘Ciudad Maldita’. Uno fue clausurado y en otros perdimos mucha plata, pero ante la situación tratamos de encontrarle la vuelta. Vos sos un medio para un fin y el arte muchas veces se toma desde ese lugar, cuando en realidad creemos que es un fin en sí mismo. Lo hacemos porque nos gusta y porque militamos y construimos desde ese lugar.

Pasa algo parecido con los concursos que se realizan desde el estado.

Sebas: Si y acá es algo que se hace mucho. Bruera con ‘Vamos las Bandas’, Garro con ‘Ciudad Rock’. Las bandas suelen competir como si fuera un ring de boxeo con un jurado que está para decirte que está bien o no lo que haces. Mientras tanto, te clausuran los lugares donde la escena vive el día a día. Cada acción que uno realiza tiene que tener una justificación, saber qué hay detrás.

Si bien el disco es muy nuevo, ¿están pensando en producir cosas nuevas?

Nacho: De los ensayos salieron dos o tres temas nuevos, algunos con reversiones de canciones que tenemos en el disco para seguir presentándolo de otra manera. Sin embargo, la idea principal es grabar un material audiovisual. Va a ser en el estudio donde grabamos, donde saldrán cuatro o cinco temas.

Sebas: Es muy nuevo el disco y tenemos que salir todo el tiempo a mostrar lo que hacemos. Hablamos de hacer otro festival, pero todo tiene que ver con las energías que uno le pone.

*La especial de los Viernes se presenta el próximo 20 de agosto en el Teatro Práctico (65 e/ 3 y 4)

Por Tomás San Juan

Foto: Gonzalo Moretti

Comentarios