Salteando el tradicional primer material sonoro en forma de EP o LP, este nuevo trío crea su arte con motivaciones más allá de la música en sí misma.

“Esto es el inicio de una obra” dice Poli Tano al finalizar la música de Quema el viento, canción con la que Jai-Yia, muestra su primer retazo artístico al mundo masivo a través de bandcamp. Y si bien esta canción es un registro del audio de una actuación en vivo, sirve como adelanto a lo que será Mente Colapso: La apuesta audiovisual de una serie de tres videos que la banda empezará a mostrar en marzo próximo.

Jai-Yia está integrada por Poli Tano (Sr. Tomate) en voz, bajo eléctrico y guitarra acústica; Julián Rossini (Nogal, Shaman y los pilares de la creación) en teclados, sintetizadores y coros, y Martín Murphy (El Hexágono) en batería. Pero además, una de las claves guía en esta agrupación es la inclusión de aportes extra musicales como las ilustraciones de Santi Casiasesino. De entrada la idea fue armar un audiovisual. Es ahí donde aparece Santi Casiasesino que le da un marco ilustrativo”, aclara Julián Rossini.

El germen de Jai-Yia florece entrado el año pasado con algunos bocetos musicales que tenía Poli y que fue mostrando a Rossini y a Murphy quienes le fueron aportando su impronta. Pero ya desde entrada se empezó a vislumbrar algunas características que moldearían la particular forma de encarar sus ideas estético-musicales. A propósito, Martín Murphy detalla: “Creo que el proyecto busca experimentar más allá de las barreras del sonido, busca ser también un proyecto visual, queremos que la idea llegue por todos los medios que tengamos”.

Y en esa búsqueda de seguir expandiéndose, Rossini subraya la idea de “trasladar la puesta teatral que hicimos en el estudio (Bulevar 32, donde se grabaron las primeras canciones) a otros espacios”. Es por eso que ya tienen agendada una mini gira que comprenderá Mar Del Plata (el 8 de febrero en el espacio ECEM) y Necochea (domingo 11 en el 4to Festival Internacional de Música Independiente)

Por su parte, Martín Murphy proyecta el futuro de Jai-Yia en los siguientes términos: “La idea es también seguir con las grabaciones este año, del tipo de lo que hicimos en el bulevar, meternos a experimentar y a componer algo inédito para la grabación. Y también está la idea de que la formación vaya mutando, estar abiertos a sumar invitados y a laburar con gente distinta”.

Por Nicolás Arias

Comentarios