Por Pilar Muñoz
Fotos: Prensa Indios

Antes de su visita a La Plata, el vocalista de Indios habla acerca del presente de esta banda influida por el britpop, Soda Stereo y Babasónicos, que se posiciona como una de las de mayor proyección nacional. También, sobre su reciente incursión en el mundo solista y adelanta lo que será la presentación del viernes 4 de mayo en Guajira.Perdido en la inmensidad del mar, Joaquín Vitola reproduce un desamor marcado por los reproches: “Sos un neurótico, tan escéptico, tenés miedo, mucho miedo”.  Atormentado, se agarra la cabeza, se lamenta por lo que no dijo, patea y rompe la quietud de la orilla. Lleva una melena azotada por el viento y la sal, una barba larga que resalta su parecido a Jared Leto y un look protagonizado por una camisa psicodélica que coquetea con el folk setentoso.

“Creo que estamos en un momento prolífico de música emergente y que están pasando cosas muy buenas a nivel federal”

La escena pertenece al videoclip de “Me da miedo el amor”, último corte de difusión de  Asfalto (2017), de Indios. En medio de una vertiginosa seguidilla de festivales y previo a una nueva gira por México, el sexteto rosarino liderado por Vitola despide su segundo disco de estudio y muestra su faceta más melancólica en esta balada midtempo que por momentos alcanza picos de furia y desazón.

¿Por qué eligieron “Me da miedo el amor” para despedir Asfalto? 

Joaquín Vitola: Podría usar la analogía de que la canción es una especie de mensaje guardado en una botella que tiramos al mar y que la gente que no está al tanto de que Indios es el barco que lo encuentra. Es como un anzuelo, una oportunidad para mostrarle lo que hacemos a todo aquel que no nos conoce o que no pudo escuchar el disco entero. Todas las canciones nos gustan pero elegimos esa porque su mensaje también se podía expandir visualmente, nos pareció que la temática se vería bien reflejada en el mar. Le propusimos al director, Julián Lona, filmarlo en blanco y negro en la costa uruguaya y en Buenos Aires, y creo que el video quedó muy bien.

Entre marzo y abril estuvieron en el Lollapalooza Argentina, en el Wine Rock (Mendoza) y en el Taytakunan (Lima). Y ya se están preparando para volver a México en junio y participar del Cosquín Rock México (Guadalajara) y del Machaca Fest (Monterrey). ¿Cómo se llevan con los festivales? ¿Pueden desplegar su arte del mismo modo que en fechas más íntimas? 

JV: La forma de elaborar un show no es la misma en un festival que en otra fecha, tiene una dinámica muy distinta. Igualmente llegamos a desplegar nuestra esencia, aunque en el recital propio tengamos más tiempo. Uno es más del instante y el otro, más de la experiencia. El repertorio siempre depende de lo que estemos sintiendo en el momento, somos muy verdaderos en ese sentido. Las listas las hacemos según el lugar, la idea es absorber y estar empapados de lo que está pasando ahí y jugar con eso, acompañándolo o cortándolo.

¿Cómo ves el panorama musical actual? 

JV: Creo que estamos en un momento prolífico de música emergente y que están pasando cosas muy buenas a nivel federal. Por la llegada que tiene Internet creo que es el momento de mayor visibilidad de bandas nuevas, que quizás son chicos que están en sus casas haciendo música y que sacan cosas tremendas.

Si bien en 2012 decidieron mudarse a Buenos Aires para abrir el juego y probar suerte en la grandes ligas, Indios se formó en 2009 en Rosario, ciudad que junto a La Plata es considerada una de las grandes cunas del rock. ¿Qué puntos en común y qué diferencias encontrás entre la escena rosarina y la platense? 

JV: En el despertar cultural de los años setenta tanto Rosario como La Plata estuvieron muy activas, y considero que nosotros somos hijos de esa activación cultural. Pensar en todos los movimientos, los pensamientos y las numerosas bandas que hubo en esa época en ambas ciudades me hace creer que eso haya influido en nosotros y en la escena. En cuanto a diferencias no sabría muy bien qué decir, por ahí me pondría a encasillar con ejemplos, pero creo que cualquier ejemplo es siempre objeto de discusión.

Hace menos de un mes presentaste tu primer single solista, “Espera”, con la participación de tu hermana Sofía, y un videoclip dirigido por tu novia, Flor Torrente. ¿Qué facetas que quizás no mostrás en la banda pudiste revelar en esa producción? ¿Se viene el disco solista? 

JV: Cuando hice el tema la idea fue cantarlo a dúo, entonces me pareció una re linda excusa para juntarnos con Sofi y dejar algo nuestro grabado, por más de que yo ya había colaborado en su proyecto Potra. Salvo unos arreglos que hizo ella, batería, bajo y todos lo demás lo grabé yo, entonces me di ese gustito de ser multiinstrumentista o de intentarlo. La idea fue hacerlo lo más artesanal posible y estoy muy contento con cómo quedó y de haberlo hecho en familia, en el video hasta salen mis viejos. Y después, sí, no sé cuándo pero quizás en los ratos libres me divierta un poco con eso y saque un disco. Pero hoy la prioridad es Indios, estamos en acción constante y eso está buenísimo.

¿Qué tienen preparado para la presentación en Guajira?

JV: Al estar en tantos festivales, hace un tiempo que no hacemos un show largo. El del viernes va a durar más de una hora y eso nos motiva, además hace mucho que no vamos a La Plata. El formato extenso nos permite tocar temas que nos gustan mucho pero que no solemos hacer en gira. Vamos a  llevar un poco de todo lo que tenemos editado, que son dos discos –Indios (2013) y Asfalto (2017)- y un EP que sacamos en diciembre pasado –Auxilio (2017, grabado en México)-. Y quizás también algo inédito que estamos ensayando mientras preparamos el tercer disco. Hay linda música preparada. Va a ser un show muy lindo, le tengo mucha fe.

Comentarios