El pasado sábado 13, el trío Mapa de Bits abrió el escenario que descocó Pura Vida Bar durante tres horas intensas de rock.
La banda compuesta por Marcos Antonio, en voz y bajo, Catalina Croci en batería y Ninja de Berlín en guitarra, tocaron ‘Muchacho de Fuego 1 y 2’ y ‘La falsa Calma’ de su disco “Ingreso Triunfal a Tobruk”, entre otros, completando casi una hora de show llegadas las 23:30 de la noche.

Luego copó el escenario, aclamado por el público del lugar, Santiago ‘el Chango’ Barrionuevo, más conocido como Santiago Motorizado en su versión solista y cantante también de Él mató a un policía motorizado.

“Cantá chango que estoy feliz hoy”, “no te vayas más Santiago, te quiero”, son algunas de las frases que sonaban previas al show. Del otro lado, la respuesta era fugaz: “Gracias, yo también los quiero”. El cantautor sonreía y afinaba su guitarra preparándose para cantar el primer tema de la noche.

El querido motorhead platense agarró temperatura con ‘Soy rebelde’, un cover de la cantante italiana Jeanette y uno de los favoritos del músico. Así dio apertura a una seguidilla de reversiones que mantuvieron al público coreando por más de que no pertenecían a la autoría del changuito: “Literatura que suena”, “Me tengo que ir” de Flema, “Alguien como yo” de Embajada Boliviana y “Jazmín Chino” de 107 Faunos.

Los asiduos del lugar, agradecidos siempre del aguante que Santiago y su banda mantuvieron con el bar junto a tantas otras, luego del difícil e injusto momento de clausura que atravesó Pura vida, no paraban de realizar demostraciones afectivas para con el músico y comenzaron a pedir determinados temas del artista que poco a poco fue concediéndoles con un delicado indie.

Así fue como llevó a cabo varios temas de su costado solista: “El pastor me dio su mano”, “Él también es mi amigo”, “Chica con rencor”, “El salto evolutivo”, “La revolución”, “El gomoso”, “Quería vivir en otra casa”, “Pienso en vos” y “Amor en el cine”. Todos en sintonía festiva, y no estuvo solo en algunos de ellos: sorteó tener la compañía en batería y teclado en varios, y en el momento en que se desempeñaba solitario con su guitarra, ambos músicos apreciaban los temas sentados en el escenario junto a él.

Finalmente, como todos lo esperaban, llegaron los temas que se disfrutan en las presentaciones y discos de Él mató.

Se escucharon “El día del huracán” y “Mi próximo movimiento” del álbum Día de los Muertos. Más tarde llegaron canciones como “El magnetismo”, “Yony B” y “Chica de oro” provenientes de La Dinastía Scorpio y “Violencia”, canción del último EP producido por el conjunto que lleva el mismo nombre de ésta composición, sacado del horno en diciembre del año pasado.

Sin querer queriendo, esta noche tan acogedora llegaba a su fin, y la hinchada de Santi no quería permitir que eso suceda, pero con unos cuantos temas más que se aclamaron con gran insistencia, el siempre motorizado se despidió, próximo y sin igual al regreso a un sitio donde siempre es bienvenida su música y presencia.

Por Marina Valencia

Comentarios