Con El Mató a un Policía Motorizado como figura estelar, la nueva propuesta nacida en la Provincia de Chubut se perfila como uno de los eventos independientes del año.

El Valle Inferior del Río Chubut se suma a la lista de territorios que presentan microclimas culturales con cientos de bandas emergentes formadas por jóvenes con ganas de saciar la posibilidad de vivir de la música. Al mismo tiempo, tres proyectos autogestionados –Cooperativa Maltera y Cervecera Pulpo Rojo, Colectiva de Artistas Valle Andante y Colectivo Radio Sudaka– se preparan para la materialización del primer Festival Autogestionado del Valle.

“Es una alternativa a las lógicas imperantes que hay hoy en día en lo que tiene que ver con los modos de producción y la cultura en general”

“La idea de esto es crecer de forma colectiva. Lo que nos identifica a todos es el laburo comunitario y cooperativo”, afirma Cristian Gutiérrez, uno de los productores que pertenece al Colectivo Radio Sudaka de la ciudad de Trelew. El lineup tendrá como frutilla del postre a El Mató. “Sabíamos que iban a estar por la zona y no nos podíamos perder la oportunidad”, cuenta al respecto.

¿Cómo nace la iniciativa del evento?

CG: Hace algún tiempo nos veníamos cruzando entre los tres proyectos que hoy organizan el festival y a través de distintas reuniones decidimos encontrarnos en este espacio en común. Es una alternativa a las lógicas imperantes que hay hoy en día en lo que tiene que ver con los modos de producción y la cultura en general. La idea fue darle una vuelta de tuerca a lo que viene sucediendo en Trelew, Madryn y Rawson.

¿Cómo sería esta alternativa?

CG: Estamos en una sociedad donde el mercado acapara muchos espacios y la cultura es uno donde está muy presente. Siempre estamos supeditados, los artistas, hacedores y público en general, a esas reglas.

¿Y en qué se diferencian ustedes?

CG: En que autogestionamos nuestro laburo. Generamos nuestras propias herramientas sin la intervención de ninguna facilidad que da capital: es un laburo a pulmón. Después otra lógica que propone el mercado en los festivales es decir qué artistas desembarcan en tal o cual lugar, y a nosotros que somos del Valle Inferior del Río Chubut, nos pasa mucho de quedar afuera por una cuestión de distancias.

Y esto les permite otras formas de organización…

CG: Nos permite producir alternativamente a través del laburo comunitario y colectivo, de comunicarnos nuestras experiencias, ponerlas en común y trabajar en función de hacerlo más grande. Es la primera vez que hacemos un festival en la provincia de Chubut. En síntesis, es poner a disposición los valores y nuestra visión de cómo queremos que las cosas sean. La única construcción posible es a través del laburo colectivo.

¿Cómo es el tema de la financiación?

CG: Va a ser a través de lo recaudado con las entradas. Pensamos en cómo llevar adelante un festival con una inversión que supere lo que podemos pagar al ser proyectos autogestionados. Después le vamos a meter mucho trabajo al buffet y a los stands que manejemos.

¿Qué otras diferencias tienen con los grandes festivales comerciales?

CG: Se diferencia en que no le cobramos a los expositores para que muestren su trabajo. A los músicos locales les vamos a pagar también. Trelew y toda la zona tiene una particularidad en cuanto a lo cultural: las bandas están acostumbradas a pagar para tocar o que toquen por la birra y la pizza. La idea es garantizarle a los artistas que se presenten arriba del escenario por dinero, con un sonido como la gente y un marco más acorde a la escena que viene ocurriendo en la provincia. Queremos brindar un espacio de contención para el artista y que también le sirva sin tener que asumir los costos de, por ejemplo, el transporte y los equipos.

¿Cómo fue la selección de bandas?

CG: Hay un montón que están saliendo a tocar acá en las ciudades de Trelew, Puerto Madryn y Rawson. Se dio de manera al azar en realidad. Tiramos un montón de bandas y fuimos cerrando un poco por estilos y terminamos coincidiendo en armar dos escenarios: el folk, que va a tener a Los Lugares Comunes de Puerto Madryn, Haga Lluvia de Trelew y el cierre con Trombonautas Folk y el rock, que quedó delineado casi por el estilo con Planter, una banda mítica de la ciudad de Trelew y Maldito Mono de Nieve, también de acá que es una banda que nos gusta, disfrutamos mucho y tiene que ver con el sonido de El Mató, que son los encargados de cerrar el festival. Obvio que nos quedaron muchas bandas afuera pero para eso seguimos craneando más cosas.

¿Qué expectativas tienen?

CG: Estamos muy motivados por ponernos de acuerdo en este trabajo de gestionar un festival de tal envergadura. Queremos que nosotros mismos, los artistas y el público se apropien del festival. Que se sientan parte, no es una movida aislada lo del trabajo colectivo. Queremos involucrar cada vez más a los actores posibles. Queremos que se acerquen las familias: va a arrancar a las 11am y un poco la idea es que tenga una duración de 12hs. Va a ser en una zona de chacras que está buena para estar en contacto con nuestra naturaleza.

Comentarios