Ahí está. Otra vez la imagen de Santiago Maldonado. Fotocopia blanco y negro, media gastada y pegada con cinta de papel. El lugar que decidió reclamar por la verdad y la justicia desde su portón es nada más y nada menos que la sala de ensayo de Don Lunfardo y El Señor Otario. Pasillos largos, patio, cocina, un sector con prensas para estampado de remeras, prendas apiladas y un film cautivador: corridas, arreglos de último momento y un clima de amistad genuina inigualable.

“Hay un montón de gente que quiere que nos vaya mal, no quieren saber nada ni darnos cabida”

Mientras el país comienza a vivir un proceso socio-económico y político complejo, los Lunfardo deciden pactar para el 4 de noviembre un show en el Polideportivo de Gimnasia y Esgrima La Plata. Sin embargo, luego del recital brindado por Los Espíritus en octubre y por algunos motivos que aún no quedan muy claros, tuvieron que mudarse al Microestadio Atenas y, viviendo algo similar, al boliche Mileño. “Hubo mucho manoseo, ocurrieron cosas”, cuenta el vocalista Luciano Angeleri al respecto.

El disco próximo a salir se espera con ansias. En esta ocasión, “el Chino” y el guitarrista Federico Lozano, se sentaron con Revista Distorsión y charlaron de todo. Lo que sigue, es el resultado de una larga charla con dos de los cerebros creadores de Don Lunfardo, la leyenda viva del under platense. Y por qué no, nacional.

¿Cómo fue el proceso de producción del disco que se viene?

Fede: Cuando nos pusimos a pensar en el disco nuevo la banda se estaba armando de vuelta por un par de cuestiones de reestructuración en la formación. Para conocernos decidimos armar canciones nuevas que teníamos archivadas y pulirnos desde ese lado. Estuvimos haciendo algunos demos durante un largo tiempo que quedaron zarpados. Le dedicamos muchísimo tiempo a la producción artística, hasta que decidimos convocar a un productor. Más allá de que se pueda criticar cualquier cosa de los audios, los productores siempre trabajaron bien con nosotros.

¿Qué camino tomó lo sonoro?

Fede: Yo creo que hay un cambio radical, es todo mucho más tracción a sangre, más tocado, menos industrial: rock and roll tradicional. Paracaidistas es re industrial pero está grabado en 24 canales de cinta abierta y eso es súper analógico con una banda que suena bien afilada. Este disco es más de ese palo, no hay chiches.

¿Por qué Martín Carrizo como productor?

Chino: Sabe muchísimo de audio, tiene un sonido terrible. También tiene una experiencia en producción y sobre todo como músico. Desde A.N.I.M.A.L a Cerati y el Indio. Grabó a Mercedes Sosa, la tiene muy clara. Es muy intuitivo, estos últimos años el rodaje que le dio el Indio y su carrera le permitió llegar a Abbey Road y estar en contacto con los mejores del mundo.

¿Cómo vivieron lo que pasó en el show del Indio en Olavarría?

Fede: Hay dos cosas: lo que pasó y las versiones mediáticas. La factura acumulada que tenían contra el chabón era larguísima. Nosotros teníamos gente ahí, de nuestra organización y era todo un calvario por la data que daba vuelta. Un flaco nos dijo que volvió a la casa y la madre pensaba saber más que el que estuvo ahí metido. Después todo el tema dela enfermedad, que podía ser la última vez que tocara y todo eso hizo que vaya tanta gente. El Indio es una leyenda viva.

Chino: Se corrió mucho la idea de que era el último recital y lo lograron. No iba a ser el último. Igual nosotros sabíamos cómo venía la cosa, veíamos ir a mucha gente que nunca fue a verlo. La producción de esos shows es muy compleja. Capaz el error fue programarlo con tanto tiempo.

Las líricas de Don Lunfardo reflejan lo que se vive en la calle, en el barrio. ¿Las nuevas marcan algo del momento social que vivimos?

Fede: Siempre. Siempre andamos en la calle y eso se representa en la música. Tiene que ver con el nervio que pasa por ahí. También está el palo Lunfardo, el metafórico. No hay dogmas ni reglas tampoco. Tienen más vuelo, más libertad para el que la escucha. Nosotros consideramos que tenemos una banda porque decimos cosas, entonces eso prevalece.

Chino: Escribimos distinto ahora. Se habla distinto, se dicen más cosas sin decir tanto, a mi criterio. Hay que ver qué interpreta la gente después.

¿Y en cuanto las composiciones?

Chino: Es una continuidad. Es loco, porque después de Paracaidistas vos decís bueno, ahora vamos con uno de trash. Pero hay mucho rock, blues, folklore y tango. Esas matrices que siempre estuvieron en la banda. El blues es el folklore americano y a nosotros nos gusta mucho. Después lo tomaron los ingleses, se inventó el rock y bueno, toda nuestra cultura musical.

Fede: Bueno, y si se quiere el tango y el candombe tienen la influencia negra también. Toda la música vienen de los negros menos la clásica y la electrónica.

Chino: Nos gustan mucho el tango y el folklore. Como un montón de cosas más, a mí por ejemplo me encanta el hip hop.

Fede: Nosotros escuchábamos Cypress Hill cuando teníamos 15 años.

Que ahora está teniendo un auge en el país…

Chino: Acá en Argentina, sí. Hay toda una movida con el BeatBox.

La famosa Batalla de Gallos.

Chino: Que es como la payada criolla. Mirá, uno de los máximos referentes del hip hop es Snoop Dogg. Lo que dice es que el primer rapero fue Johnny Cash. Es el folklore de ellos. El primer tema del disco verde tiene una rítmica de hip hop. El otro día charlábamos de eso en el ensayo: Fotógrafos del Abismo, Demasiado Humo. Ni que hablar Rambo. En este disco no hay nada así pero siempre los fraseos de la banda tienen cosas intrincadas. Multiplicidad de género y eclético, pero con una matriz rockera marcada a fuego.

Vi la imagen de Santiago Maldonado en la puerta. ¿Cómo vivieron todo el caso?

Chino: Es todo muy raro, cómo aparece. Pero más allá de este hecho lamentable, la policía y la gendarmería están en la calle todo el tiempo, siempre están presentes. Te piden documentos, te preguntan a dónde vas, te detienen por cualquier cosa. Era un pibito re joven, nosotros somos de otra década pero nos vimos representados. Es una forma que tienen de marcar camino: ¿estás en la música? ¿sos artesano? ¿viajás? ¿apoyás estas cosas? Ahora los padres de los pibes están re cagados, no los van a dejar salir a hacer nada.

Fede: Nos la pusieron. Para mí es un delirio. Yo no miro mucha tele, pero está todo muy malversado. Desde la información a los procederes. Este hecho marca la tendencia de lo que se viene. Lo distinto fueron los tiempos en que esto no fue así, pero siempre nos pasó esto. Una cosa es el poder político y otra el poder real, y hoy están nuevamente combinados. Ni hablar de que todo pasó en un suelo donde los interesen económicos son enormes. Que un pibe esté reclamando por una comunidad mapuche desaparezca y sea hallado muerto es una locura. Pero fíjate que las mismas personas del poder judicial dijeron que los iban a correr y encarcelar.

Chino: Andá a militar ahora, todos cagados. Hacen lo que quieren y no pagan nada. A la gente le chupa todo un huevo, eso es lo que más duele.

Gran tema el de los medios y las redes sociales.

Fede: Ni hablar. Si tu vida es Facebook y no sé qué más, va a seguir siendo eso y vas a seguir prestándole atención a eso. Como cualquier cosa en cualquier tiempo. Después es cierto que hay un grupo de la clase media baja que pasa a una un poco más alta, pueden comprarse un auto y se comen la de oligarquía y se hacen gorilas, que es lo que pasó siempre. Y son los primeros en caer. Pero revisando la historia, creo que la derecha siempre se manejó bien, con todos los medios que poseen y por eso hoy mandan. Está pasando en todo el continente.

¿Qué pasó con los cambios de sede para la fecha?

Chino: Justo viene para enlazar lo anterior. Lo primero que se ve afectado con este tipo de gobierno es la palabra y esta cuestión del miedo y la estigmatización. La palabra, el miedo y la estigmatización. Nosotros decimos que firmar contrato es universal pero también nos manejamos de palabra. Faltaba firmar. Ocurrieron cosas y hubo muchísimo manoseo. Teníamos pautado algo con el Polideportivo que no se cumplió, que era tocar nosotros primero y que no haya ningún recital antes. Pasó, llamamos alertando que podía pasar algo y pasó. ¿Quién nos aseguraba a notros que esta productora se metía y no iba a hacer chanchadas? Nos dijeron que el show estaba garantizado, pero mintieron.

Fede: Así y todo nos pasamos a Atenas y nos pasó algo similar. Ponele que algunas cosas nos faltaron completar con el correr de los días. Pero de los dos lugares tuvimos el ok en algún momento. Es muy extraño que no podamos tocar. Es este gerenciamiento que imponen desde arriba. Tiene que estar todo organizado como en una empresa. Ya va a llegar un día en que va a existir una empresa de porteros, ya ni un sindicato.

¿Los quisieron meter con una productora?

Chino: Si, sí o sí. Pero el problema fue que empezaron a correr el rumor de que nuestro público es complicado, que tiene que ver con lo de estigmatizar. Además de ser unos pibitos re tranquilos, estos tipos controlaron a toda la gente de la UOCRA Y lograron hacer desaparecer un sindicato dejando en la calle a un montón de gente. Mirá si no van a poder manejar un recital.

Fede: Yo he visto en cualquiera de esos dos lugares recitales y claramente alguien encaprichado en que no toquemos estuvo metiendo bastantes fichas. No lo puedo ver de otra forma, además de que todavía no tenemos todo tan en claro.

¿Cómo es trabajar de manera independiente en el 2017?

Fede: Jodido. De la mano de cómo viene la historia, más o menos desde Cromañon hasta acá. Obvio que hay cosas que debes tener en regla, como por ejemplo una ambulancia que nosotros llevamos siempre. Pero después bueno, produciendo fechas independientes tenés miles de quilombos más. Después de tocar en algunos lugares tuvimos la idea de mudarnos a predios más organizados y ordenados. Pero no pudimos.

Chino: La realidad es que la banda está llevando cada vez más gente. Este show iba a ser para mayores de 18. Si empezás a hacer recitales ATP, llenas lugares, podés terminar en un estadio. Ayer me mostraron un par de comentarios de las redes sociales y nos bardean. Siempre hay alguien que se va a quejar por algo.

Fede: No sólo eso, ya empiezan a aparecer las productoras. Hay que estar tranquilo. La mayoría de la gente no sabe un choto de cómo son las cosas. Yo no me pongo a opinar sobre las carreras de automovilismo porque no se nada. Hay algo que me puede parecer bien o mal, pero no voy a estar diciendo boludeces. Nosotros que somos los que organizamos nuestros shows sabemos cómo son las cosas.

El crecimiento de la banda fue notable.

Chino: Pasamos de 200 a 2500 personas. En Chacarita pasó lo que pasó porque rompieron el vallado. Pero no quisieron mandar policía al show y pasó eso. Tienen que garantizar tu seguridad y hacen lo contrario. Hay un montón de gente que quiere que nos vaya mal, no quieren saber nada ni darnos cabida. Nos quieren anular los caminos. Y después estigmatizan a nuestra gente. Es una mentira lo que dicen, es toda gente re piola. De todas las edades y todos los palos.

¿Qué preparan para el show?

Fede: Tuvimos que readaptar todo porque ninguno de los tres lugares es parecido, una joda bárbara. Fuimos a Atenas porque era el lugar en el que podíamos readaptar la historia.

Chino: Nosotros íbamos a tocar si o si, pase lo que pase. Hasta pensamos en hacer el show gratis, porque veníamos ensayando hace un montón y nos sabemos la lista de memoria. Para mí hace un montón de tiempo que la banda no tenía tan aceitado un repertorio. Hay un paso por el estudio que te afina un montón. Vamos a presentar un par de temas nuevos que no tocamos nunca.

Fede: Ni hablar con la formación nueva, en la que tenemos toda la onda y se da todo solo.

*Don Lunfardo y el Señor Otario se presenta hoy a partir de las 22hs en Mileño (512 e/ 13 y 14)

Por Tomás San Juan
Foto: Florencia Nieves

Comentarios