Hace no tantos años, Bruno Pernice (guitarras) y Agustín Polo (batería) se emprendieron en una aventura a lo The White Stripes, un formato dúo que desembocó en banda: Das Culter. “A veces lo más difícil en un grupo es lograr una conexión desde lo humano y nos pasó que siendo dos la logramos rápido y preferimos rebuscárnosla para seguir ganando con eso”, enfatiza el cantante y guitarrista Pernice.

“Sumar un integrante más un 15% del show creo que nos puede ayudar mucho”, avisa el vocalista y violero Bruno Pernice.

Actualmente, el proyecto, que logró a lo largo de su recorrido en el under platense un rock explosivo y minimalista, se prepara para grabar su tercera placa de estudio, planear cambios en sus presentaciones en vivo y planificar un viaje a México que los llevará al Festival Ajusco. “Tenemos mucha expectativa con el festival porque viendo fotos y videos nos dimos cuenta de que es inmenso. Es un campo abierto en las afueras del DF”, cuenta Pernice.

Actualmente se encuentran grabando un nuevo disco, ¿qué nos pueden adelantar?

Bruno: Estamos empezando a grabar nuestra tercera placa. Esta vuelta nos dimos la libertad de hacerlo de una manera distinta en comparación a nuestra manera típica de trabajar. Simplemente porque hacer lo que veníamos haciendo, que es grabar en el estudio los dos juntos, lo podemos hacer y no pasaría nada, no cambia nada.

¿Un cambio en qué sentido?

Bruno: No sabemos cómo puede llegar a quedar porque el cambio se dio en el proceso de grabado de los temas. Antes lo hacíamos en la sala de ensayo, íbamos al estudio y el laburo de dos meses de hacer tantos temas, los trabajábamos bien y lo grabábamos todo de un tirón. Ahora hicimos todo lo contrario. El batero grabó un par de bases, que las laburamos en la compu para tenerlas como referencia y cantando y tocando la viola arrancamos a componer los temas desde un proceso muy distinto.

Y el resultado fue…

Bruno: Completamente distinto. Unos temas quedaron más parecidos a Illya Kuryaki and The Valderramas, una banda que nos gusta mucho, otros quedaron más tirados a lo Unplugged. Después aparece una guitarra más distorsionada y los temas pintaron más marchosos. Quedaron distintos porque al laburar las bases y cantar encima tuvimos una libertad increíble. Yo soy fanático de los Beatles y si escuchas un disco de ellos todos los temas son diferentes. Me gusta eso de buscar sonoridades distintas. Igualmente, todos los temas están preparados para ser reproducidos en vivo, no hay cosas raras.

¿Cómo viven eso de romper con el formato clásico de banda?

Bruno: Antes tocábamos en una banda que hacía música más progresiva donde cumplíamos las mismas funciones que ahora: batería, guitarra y voces. Nos pasa que siendo dos ganamos tanto en lo humano que preferimos rebuscárnosla para seguir ganando como lo venimos haciendo hasta ahora.

¿Y el proceso de composición?

Bruno: Cuando uno tiene que hacer una canción lo más difícil es empezar. Como ya sabemos las limitaciones que tenemos, a mí en lo personal me gusta mucho componer así porque hay algo concreto desde donde partir. Es una pauta que tenemos que hace que el sonido de la banda sea directo.

¿No piensan en sumar otros integrantes?

Bruno: En los últimos dos shows decidimos cortar con tocar los 45 minutos los dos solos. En el medio pusimos un tecladista, que eso fue lo que pasó en Pura Vida. El fin de semana pasado fuimos a tocar a Pilar, hicimos 25 minutos súper explosivos, 10 minutos donde sumamos otro instrumento y 10 minutos otra vez explosivos. Nos gustó y lo vamos a seguir haciendo porque queremos cambiar la sonoridad solo por un rato. Un integrante más un 15% del show creo que nos puede ayudar mucho.

En unos meses viajan al Festival Ajusco en México, ¿cómo se preparan?

Bruno: Tenemos mucha expectativa. Además de este festival enorme, donde asiste muchísima gente, tenemos algunas fechas en bares. También vamos a preparar alguna que otra cosa acústica a dos guitarras, sobre todo por si tenemos que ir a alguna radio. En lo personal me quedo un tiempo más tocando y terminando el disco.

Por Tomás San Juan
Foto: Das Culter

Comentarios