Fundada en 2013 por músicos platenses, Cuchá! es un organismo que representa y defiende los derechos de los artistas en la ciudad. Hoy festejan el Día Nacional del Músico con una JAM de música popular en 45 e/ 13 y 14.

“Pensamos que los músicos asociados a nuestro proyecto pueden tener mejor capacidad para defender sus derechos y para trabajar en conjunto”, cuenta Oscar Simiani, miembro de Cuchá! Esta asociación civil de la ciudad de La Plata, lleva adelante objetivos que tienen que ver con la difusión, promoción y desarrollo de la música independiente de producción local, sin restricción de estilos, pero pisando fuerte en el folklore argentino y latinoamericano, las músicas urbanas y la canción de autor.

“Hay que hacer conciencia en los músicos para que reclamen sus derechos”

Hoy y con motivo del Día Nacional del Músico –hace cuatro años se celebra el natalicio de Luis Alberto Spinetta– la organización prepara un festival en Cruel Barra Morfi con una JAM que abrirá Tincho Acosta. “El festejo de hoy está enmarcado en una política que viene llevando hace unos años el INAMU –Instituto Nacional de la Música- donde las asociaciones del país afiliadas tienen que tener por lo menos un día de expresión musical”, explica Simiani.

¿Cómo se gesta Cuchá!?

OS: Es una asociación de músicos que nació con la idea de agrupar a los artistas platenses en una idea parecida a la de la UMI –Unión de Músicos Independientes- en Capital Federal. Si te fijás, Cuchá! en su lema dice “músicos platenses produciendo” y la idea se ajusta más a “músicos produciendo y ayudándose con otros músicos”. A partir de ahí es que no nos quedamos sólo con la idea de asociar, si no que se empezaron a conseguir mejores convenios en replicadoras, gráficas, estudios, plataformas digitales y todo lo relacionado a la producción musical.

¿Cómo es el trabajo en una ciudad tan poblada de artistas como La Plata?

OS: Nosotros producimos una política colectiva para ir trabajando asociadamente e ir creando una movida de músicos platenses. En eso también pensamos a la hora de armar una discográfica, o sea un sello y también una distribuidora. El sello, pensado en las producciones platenses y la distribuidora con la idea colectiva de que los músicos asociados somos nuestros propios distribuidores. Por ejemplo, cuando los músicos de Cuchá! viajan por el país se llevan copias de todos los artistas que forman parte para vender y promocionar.

¿Cómo financian el trabajo?

OS: Se financia pura y exclusivamente con la cuota societaria. Nosotros lo tomamos como política. De los convenios que tenemos con distintas empresas no hay un retorno hacia la asociación. Cada vez que accedemos a un subsidio de fomento se gasta en los músicos. Por ejemplo, el año pasado tuvimos un subsidio del estado y todo fue invertido en un programa que hicimos con música en vivo que se llamó Mapa Música y el dinero fue repartido entre los músicos participantes.

¿Cuál es tu rol dentro de la Asociación?

OS: Mi trabajo es el asesoramiento sobre los derechos intelectuales del músico. Yo entré en la nueva comisión que se formó el año pasado y a su vez, por ser miembro de Cuchá! estoy en el consejo regional del INAMU como evaluador de los proyectos de fomento que otorga el organismo todos los años: promoción musical, grabación de discos y videos, etc.

Es decir, acompañar a los músicos en una de las tareas más engorrosas…

OS: Exacto, orientarlos. Doy charlas en la Asociación sobre todo lo referido a SADAIC, como autores y compositores, a AADI, la Asociación Argentina de Intérpretes y también a CAPIF como productores fonográficos. Esas tres cámaras son las que en Argentina, por ley, son las responsables de recaudar los derechos de difusión de las composiciones. Hay que hacer conciencia en los músicos para que reclamen sus derechos.

¿Qué otros asesoramientos brinda Cuchá!?

OS: Otra arista importante es todo lo que tiene que ver con el trayecto que recorre el músico en la producción y grabación de un disco. Desde que entran a un estudio, donde tenemos convenios, hasta la materialización de la parte gráfica. Si el músico que es parte de Cuchá! se acerca a los convenios conseguidos, va a beneficiarse con un 20% de descuento en horas de estudio, mezcla, masterización, replicación y gráfica. A veces ese 20% es tan significativo que hace que un disco esté en la calle o no. También repasamos las formas de contratos, el papelerío para replicar un disco y ponerlo en blanco con todos los derechos de los recaudadores y cómo pasar planilla por las actuaciones en vivo. Así, se garantiza que los autores, compositores e intérpretes puedan cobrar.

¿Cómo se toman las decisiones?

OS: Organizativamente entre los integrantes de la comisión. Una vez por mes hay reuniones en las que decidimos los temas generales. Después cada estamento de la organización, como puede ser la discográfica o la comisión de distribución, puede tomar decisiones particulares. Pero ninguna decisión general deja de pasar por la comisión de Cuchá! Lo resolvemos votando todos y estamos obligados a traer ideas y proyectos que más tarde se discuten entre todos.

Contame un poco más sobre tu carrera como músico.

OS: Nací en Villa Constitución, Santa Fe, y tengo dos discos grabados; Ausencias (2013) que salió editado por UMI con canciones propias, y otro en formato de dúo, con Jorge Leguizamón que se llama Dos Ríos (2015) donde interpretamos canciones de otros autores. Es música folklórica nacional y latinoamericana.

¿Qué podés contar del festejo que realiza hoy Cuchá! por el Día Nacional del Músico?

OS: Esta noche, enmarcado dentro de las actividades que presentó el INAMU a nivel nacional, haremos una JAM de música popular en Cruel, un espacio cultural muy bonito, donde tocaremos todos los integrantes de Cuchá!

Por Tomás San Juan

Comentarios