Cuando uno habla de bandas o músicos que buscan reinventarse después de más de 20 años de carrera, no espera encontrarse con alguien que cambie su búsqueda al cien por ciento. Este es el caso de Federico Kempff, que hace poco más de un año dejó el folk para incursionar en la aventura de juntar a Nicolás Prado en bajo, Fernando Suárez en batería, Natanel Ullon en guitarra eléctrica y Daniel Ullon en sintetizadores y formar Ciudad de los Sauces. “Necesitaba adaptarme a otros sonidos y dejar la acústica”, dice firme Fede, que además de cantautor, también se colgó la eléctrica para el proyecto.

“Trabajamos muchísimo con el unísono de guitarra-teclado”, enfatiza el guitarrista Natanel Ullon.

Quizás la característica del sonido fresco y electrónico del quinteto –que hace pocos días lanzó un primer simple: ‘Viajeros’ – se ve reflejada con la diferencia generacional entre sus integrantes. “Nata y Dani tienen influencias de grupos más nuevos como The Strokes o The Killers y la impronta que le ponen, la dinámica del trabajo, hace que la banda tenga un sonido muy original y actual”, afirma Fernando Suárez.

¿Cómo surge el sonido de Ciudad de los Sauces?

Fede: Hace poco me dijeron que este proyecto era mi costado electro. Lo cual es verdad, pero al mismo tiempo hay canciones súper post-punk. Yo creo que ya formamos una identidad. Hay lineamientos básicos que son los bajos con púas al frente y el sonido de baterías electrónicas. El sonido surge de mi necesidad de dar un vuelco a mi carrera como compositor.

Dani: Lo cierto es que no hay una línea para decir somos de tal palo. Cada uno mete lo suyo y lo hace con su sonido y su instrumento. Eso hace que confluya un sonido muy particular.

Nata: Es una canción rock-pop. Hay introducción, estrofas, estribillos, intermedios. Tenemos eso de escaparnos un poco para explorar, pero es casi nulo. Pocos solos de guitarras y teclas al frente, que son las que le dan este sonido particular a la banda.

¿Creen que eso tiene que ver con la diferencia generacional entre ustedes?

Fer: La adaptación fue continua. Nata y Dani vinieron y revolucionaron con su parte, inclusive aparecieron nuevas canciones. Fue todo muy rápido, sobre todo encontrar el sonido. Todos apuntábamos hacia el mismo lado. Además la conexión humana que tenemos es tremenda.

Fede: Si, y además de jóvenes son hermanos, entonces se entienden bárbaro. Hay una forma de trabajar que es distintiva. Por ejemplo, uno de los dos hace ruidos con la guitarra y el otro se manda un riff de teclados que te deja helado. Nosotros somos la base más firme (batería, bajo, guitarra rítmica) y ellos se encargan de ir adelante.

¿Cómo encaran técnica y musicalmente el proyecto?

Nata: Trabajamos muchísimo con el unísono de guitarra-teclado. Parece un solo instrumento pero más gordo. Todo esto con la guitarra rítmica abajo, por eso lo que decía Fede de la “base más firme”.

Y eso tiene que ver con las influencias.

Fede: Claro que sí. Nos guiamos mucho por The Cure, New Order, Jesus and Mary Chain. Lo que sí me parece impresionante es cómo Fer se adapta en la batería con lo que le pedimos. Sobre todo la electrónica, una música diferente a lo que hacíamos desde que éramos chicos.

Fer: Ahí es donde más se ve reflejado lo generacional. Ellos capaz tiene influencias de bandas más nuevas como The Strokes o The Killers. Yo puedo decir que con mi influencia de Virus de la década del 80’ tengo cosas modernas. Pero también me gusta el rock y el blues. Así que eso lo imputo a la apertura que tengo de escuchar todo.

¿Les cambió la forma de tocar y componer el estilo?

Fede: Es absolutamente notable mi cambio de Tarantino hasta acá. Era muy difícil que llevara a esa banda para otro lugar. Después de la separación y la llegada de los chicos fui como un caballo desbocado y mi cambio se notó al cien por ciento. Y me hace muy feliz porque yo quería algo más bailable, poderoso y New Wave.

Nico: Yo tuve que cambiar totalmente mi manera de tocar. Sobre todo porque desde los 16 usé el bajo siempre de la misma manera. Ahora es la primera vez que toco con púas, y me animé al cambio porque es lo que me pidió Fede y confío plenamente en su composición.

¿Cuáles son los objetivos de ahora en más?

Fede: La principal meta es mover el simple, que recién lo sacamos. Nos llevamos una sorpresa con la cantidad de reproducciones y la respuesta de la gente. Ahora queremos terminar el disco y presentarlo en público.

Fer: También queremos tocar lo más que se pueda. Mover el laburo que estamos haciendo, además que de ahí va a venir el proceso de componer temas nuevos. Estamos muy conformes con lo que fue saliendo hasta ahora.

Nata: Se espera que para agosto esté la presentación del disco. Es otra etapa de la banda y también queremos llevarla para capital.

Por: Tomás San Juan
Foto: Ramiro Peri

Comentarios