Por Nicolás Arias
Foto: Karina Succar

Ciudad de los Sauces se presentó este sábado junto a Acorazado Potemkin en Pura Vida. Los platenses se encuentran presentando Saltamos al abismo, su sólido álbum debut que nutrió el 90% del setlist. Un inicio discotequero con ‘Los impulsos’ hizo que la noche fuera tomando color con un buen comienzo. El calor iba encendiéndose con la base rítmica que conforman la batería enérgica de Fer Suarez y el bajo groovie de Nicolás Prado.

Con una seguidilla guitarrera a cargo de Natanael Ullon y Fede Kempff siguieron ‘Los Finales’ y ‘El Camino’ allanando el terreno para el hit de la banda: ‘Viajeros’. Con la reconocible y coreable melodía de los sintes de Dani Ullon se escucharon los primeros aullidos del público.
Luego del agradecimiento a la gente que se acercó a verlos al lugar vino el momento post punk a la Joy Division con la etílica ‘Desvelados’. Para el cierre quedaron las interesantes ‘Menos daño’ y ‘Lo que soñas’.

Fue un correcto show y buen respaldo de su primer disco. Quizás, eso sí, les faltó afilar la pose rockera. Es común en bandas nuevas que pase eso. O tal vez, por qué no, no sea de su interés. De todos modos, eso vendría con el show a continuación: Los más experimentados Acorazado Potemkin.

La banda de Lulo Esaín vino a mostrar una vez más su perfecto ensamble al respaldo de su último disco: Remolino, pero sin dejar sus efectivas canciones de repertorios anteriores. Antes de comenzar el trío recordó la figura de Caio Armut, entusiasta motivador de la banda, a quien le dedicaron el show. Con un inicio arrollador a cargo de ‘A lo mejor’ la banda de capital comenzaba su show.

Sin dudas Acorazado Potemkin es una banda para disfrutar en vivo. El impacto audiovisual que despliegan tiene en el baterista Lulo Esaín uno de sus ases con sus golpes súper enérgicos y versátiles. A su vez, Federico Ghazarossian con su bajo da cátedra de cómo ejecutar las cuatro cuerdas de manera soberbia. Notas que viajan a través del mástil pulsadas con la púa que intercala punteos con acordes envolventes.

Sabido es que otro punto interesante del conjunto es la voz y estirpe de canto rioplatense que tiene Juan Pablo Fernández (A los platenses: ¿No nos hace recordar por momentos un poco a la voz de Moretti en sus primeros discos con Estelares?). Lamentablemente por momentos su voz quedó opacada con los coros de Esaín y su guitarra tampoco se escuchó de manera óptima. Fernández, de todos modos consciente de que lo que importa primero es el show, preguntó al público: “¿Ustedes me escuchan bien? ¿Si? Bueno, eso es lo que más importa”, y siguió adelante. Además su guitarra también sirvió de auxilio a una de las de Ciudad de los sauces que tuvo algunos problemas de rotura de cuerdas.

Promediando el show la potencia instrumental bajó para ofrecer tres covers que tienen su potencia en sentidos más profundos: Primero la banda integrada por tres hombres llama a la reflexión de tan nefasta época donde proliferan día a día femicidios a lo largo y ancho del país. Para eso presentan ‘Mundo Lego’: una canción donde musicalizan una fusión de tres poemas de la poetisa Josefina Saffioti que en el estribillo sentencia: “Cuando de visita nos dicen/ hacé de cuenta que estás en tu casa/ nunca es nuestra casa”. La encarnación de la voz femenina siguió en su versión de ‘Semilla de piedra’, canción de Lila Downs que retrata las enajenaciones de la identidad por encadilaciones foráneas y tragedias propias. A continuación comentaron: “Vamos a tocar una canción de una banda de Liverpool. ¿Alguien conoce alguna banda de Liverpool?”. Uno del público, esquivando lo obvio, grita: “¡Echo & The Bunnymen!”. “Frankie Goes To Hollywood”, retruca el guitarrista. Pero no, las sonrisas cómplices indican que tocarán una canción de los Fab 4. ‘Two of us’, es la canción que se desdibuja en potencia de power trío y traducción al castellano.

Terminando el show Acorazado vuelve a arrollar con ‘El pan del facho’ (“Y me vuelve el arma al cuerpo y quiero mas”), ‘Puma Thurman’ y ‘Los Muertos’. Una noche bien pensada por las afinidades musicales de ambas bandas.

Comentarios