—Ustedes son todos universitarios, ¿No? Dentro de poco van a tener que pagar para estudiar —gritó Pepo San Martín quien recibió una catarata de insultos desde el público.

—Andá macrista.

—Agarrá la pala, puto.

Entre el griterío y risas, Pepo comenzó a tocar con su guitarra “No hay capitán si no hay marino”, perteneciente a El maravilloso mundo animal (EMMA).

Era la noche del 10 de noviembre en Lucamba, donde Científicos del Palo presentó Justicialista Volumen Uno, su sexto álbum que salió en septiembre de este año. Entre los veintiún temas que tocaron, hubo una preponderancia a las del nuevo material, pero no faltaron los clásicos que hicieron cantar y poguear al público hasta dejarlo sin aire.

Antes de ellos, Malman realizó un show potente con canciones de su único disco Campo. El power dúo cordobés compuesto por Agu Romanelli y Cabe Gutiérrez se animó a hacer una versión de “Hombre al Agua” de Soda Stereo, en la que se destacaron, primero, el solo originalmente de la guitarra de Gustavo Cerati hecho por Cabe en su bajo y, después, el de batería de Agu a pura potencia. Antes de irse invitaron a la gente a que vayan a verlos en la que va a ser su última presentación del año en Capital Federal, el 1 de diciembre.

Con el escenario vacío, la gente que estaba en Lucamba salió a tomar aire y a pedir algún vaso de fernet o cerveza que vendían en la barra del fondo. Muchos de ellos tenían remeras con el símbolo de YPF con las iniciales del grupo marplatense: CDP; como así también con el nombre del último disco las que, en la parte de atrás, piden que no se compre merchandising.

Luego de arreglar los instrumentos y el sonido, pasadas las once, Popete Andere, Seba Quintilla y Pepo San Martín subieron al escenario y comenzaron su recital con “¿Para qué sirve pensar?”, al igual que en el disco presentado y continuaron con otra canción del mismo: “Marplatense”. Esta última dedicada a la ciudad natal del grupo, uno de los puntos más tocados durante todo Justicialista.

A continuación comenzaron a sonar los primeros acordes de “Los Gomias”, clásico de la banda, que hicieron saltar a todo el público y armar el primer pogo de la noche. Cuando Pepo comenzó a cantar, toda la gente tapó su voz, por lo que dejó el micrófono para escucharlos. Siguió con la guitarra y dejó que el público se encargue de la letra.

Tras la emotiva versión, siguieron con “El que más dispara”, de EMMA. Para luego seguir con otro de los clásicos: “¡Llame Jah!”, perteneciente a Gorilophrenia (2010).

—Sos una célula viajando entre la nada y la eternidad —cantaba Pepo y lo acompañaba a los gritos todo el público, que culminaba la frase pogueando en el centro de Lucamba.

Luego de un respiro en el que los miembros de la banda se refrescaron con algunas bebidas, siguieron con “Ala”, de Justicialista, dedicado a Maradona.

—De qué sirve llevarlos a la cima, si siempre algún gil opina; si su furia me lastima. Y todo por Argentina —canta Pepo.

— ¡GOL! —gritó la gente unos segundos después, al igual que en la versión de estudio en la que se escucha el relato de Víctor Hugo Morales del famoso gol de Maradona a los ingleses en el Mundial de México 86.

—Antes del siguiente tema, vamos a presentar al surfer, más bien del body, el único deportista de la banda, Seba Quintilla —presentó Pepo al batero que se paró a saludar y siguieron con “Seré pescador”, segunda canción del último disco.

Luego, bajando unos decibeles, tocaron “Código morsa”, de Indigencia y distancia (2007). Al finalizarlo se repartieron algunos insultos entre el público y Pepo que, entre risas, siguió tocando.

—Gente, encontraron estas llaves —avisó Pepo.

—Es la llave de tu culo —le respondieron desde el público.

—Fíjense en sus bolcillos si no las perdió alguien —volvió a aclarar entre risas el cantante. —Allá en el fondo están levantando la mano. Increíble, nunca me pasó que alguien recupere sus cosas. Esto es gracias a la colaboración colectiva. Seguro la jefa nos está viendo desde arriba.

A continuación hicieron “La jefa espiritual”, dedicada a Evita Perón, de su disco La histeria Argentina (2013). El público cantó toda la canción y, la gran mayoría, hizo la “V” de la Victoria con sus dedos en alto. Siguieron con “Cristo o Perón”, dedicada a la segunda presidencia del General y a la época en la que estuvo proscripto el peronismo.

—La hora ha llegado compañero, se levanta en armas el joven Montonero. Pondrá su pecho al yanqui imperialista y será patria el obrero peronista —cantó todo Lucamba.

Al finalizar, parte del público quiso empezar a cantar la marcha peronista, pero el grupo continuó con “Mar del plátano”, también dedicada a su ciudad natal y a la ideología de la misma. Luego fue el turno de otro clásico, “Dormijito”, en el que, nuevamente, Pepo dejó que el público cante toda la letra mientras que Popete se sentó con su bajo en el borde del escenario, a escasos centímetros de la gente.

—El siguiente tema es para el bar que nos vio nacer. Vamos la Mula Plateada —presentó Pepo a “La Mula”, y luego, al terminarla, agregó— El próximo es para cuando vamos por la ruta viendo vacas rezándole a dioses paganos.

Hicieron “Gauchito Gil”. Esas dos canciones fueron las últimas de Justicialista que interpretaron en La Plata. Continuaron con dos más de EMMA: “Tratar es tratar” y “Mantenerse en el camino”.

—Nos vamos yendo gente. Le mandamos saludos al Beto Marcico y a toda la gente que nos quiere —saludó Pepo antes de cerrar el show.

Ahora fue el turno de una seguidilla de tres canciones de La histeria argentina. Primero fue “El restaurador”, dedicada a Juan Manuel de Rosas y su gobierno, siguieron con “Civilización o barbarie”, y terminaron con “El retorno del Estado”.

—Prefiero siempre al Estado, antes que al vil empresariado —cantó Pepo y todo el público con ánimo.

Al terminarlo, el público cantó la marcha peronista que, el grupo acompañó por unos segundos con sus instrumentos. Pero esto no era todo, a continuación, hicieron una base de cumbia que era “Pibe cantina” de Yerba Brava, a la que pegaron “Somos el enemigo”, clásico de Gorilophrenia. Toda la gente dejó de bailar al ritmo de la cumbia para comenzar a saltar y a hacer pogo. De esta forma Científicos del Palo culminó la presentación de Justicialista Volumen Uno. Rock, peronismo, política, pogo, violencia, insultos, amor y algo de música dejó un nuevo recital del power trío marplatense en la ciudad de las diagonales.

Por Nicolás Inchaurrondo
Foto: J.C” Fotografía

Comentarios