Con recitales en distintas partes del globo que van desde EE. UU, Latinoamérica, Europa o Japón; Alika es hoy una de las artistas argentinas con más reconocimiento internacional. Tanto es así que, por ejemplo, pocos artistas independientes como ella pueden jactarse de tener más de un millón de fans en su página de Facebook.
El próximo 3 de mayo nos visitará con La Nueva Alianza en el Teatro Sala Ópera. En la previa hablamos con ella de todo: Sus próximos shows, su compromiso con las luchas sociales, la música y sus difusiones.

¿Cómo se viene el show en La Plata?

A: Hace bastante que no vamos, el año pasado no fuimos. Tenemos canciones nuevas así que seguramente vamos a estar tocándolas porque nunca sonaron allá en vivo. Estamos preparándonos, ensayando.

Y luego viajan a México en el marco del Día Internacional de la Mujer.

A: Sí, desde el 8 de marzo hasta el 11. Una de las fechas es un festival, se hace un encuentro de mujeres y donde yo tocaré será el cierre de ese encuentro, con todas artistas femeninas. Va a haber charlas y talleres, hay muchas invitadas con temáticas específicas: Salud, la mujer en la música, etc.

¿Cómo ves a la mujer en el mundo (o los mundos) de la música?

A: Me parece que debería haber un poquito más de participación y representación femenina en los festivales, en las actividades culturales; vendría muy bien.

¿Y en el mundo del hip hop cómo ves eso?

A: En EE. UU la movida underground de hip hop tiene muchas mujeres que trabajan muy activamente, organizan festivales, eventos culturales. Hay muchas artistas mujeres; latinas y no, hay de todo. Obviamente que en ámbitos más mainstream no hay tanta concientización.

Y la movida interesante también está en México, acá en Argentina, muchas organizaciones independientes haciendo cosas.

Pero acá en Argentina también se organizan muchos festivales culturales en provincias, organizados por los gobiernos tanto nacional como provincial o municipal, donde siempre tocan los mismos artistas de sellos grandes, mainstream. No está realmente el pueblo representado en esos festivales, no estamos representadas las mujeres, no están representadas las bandas independientes, las bandas underground. Y lo que enriquece a la cultura es la participación de todos, que se puedan escuchar todas las voces. Muchísimos festivales en el país y siempre tocan los mismos artistas. Eso es horrible, no hay pluralidad de voces.

A propósito: ¿Qué artistas creés que podrían tener más difusión? 

A: De México recomiendo Audry Funk, que es una mexicana viviendo en New York y tiene una propuesta muy linda, hace rap y anda tocando abriéndose caminos, artista independiente. De Chile me gusta Anita Tijoux, que es más conocida. De Argentina Sara Hebe… hay muchas mujeres haciendo cosas interesantes.

¿Qué otras perspectivas musicales te interesan incursionar más allá del reggae y el hip hop?

Si bien lo que hacemos principalmente es reggae y rap, hemos incluido distintos estilos musicales e interactuado con otros artistas de otros géneros, eso es una experiencia bastante enriquecedora, a mí me gusta mucho. Por ejemplo, la canción “Puedo (No pierdas la risa)“, si bien es de otro estilo y a mí me costó un poco más escribirla, la experiencia estuvo buena y me gustó cómo quedó al final; mientras la estaba escribiendo decía: “Uh, no me sale, va a quedar mal”, pero el resultado final me gustó.

Ahora estamos grabando unas cosas con más música electrónica y me gusta cómo están quedando.

En enero estuviste en el Día de Martín Luther King en EE. UU. Contanos sobre esa experiencia. 

Me gustó mucho poder haber asistido a la celebración de Martin Luther King, quien es conocido mundialmente por toda su lucha. Es un desfile en un barrio de Los Angeles donde hay un montón de afroamericanos, del caribe. Había todo tipo de organizaciones conviviendo, había iglesias de todo tipo, radios de rap, asociaciones de inmigrantes africanos. Y yo filmé un video donde pudo verse una cara que no es la que habitualmente vemos de EE. UU, la gente reclamando por sus derechos, había muchos manifestantes que reclamaban menos presupuesto para la guerra y más para la educación, reclamaban contra la violencia racial de la policía.

Y hablando de la violencia policial allá ¿Cómo ves la situación en nuestro país?

La policía tiende a abusar de su poder, no sólo acá sino en América Latina, en EE. UU. Es un problema bastante profundo, ya desde las academias policiales con la educación que reciben los policías. Siempre hay que tener en claro que la violencia, el abuso de poder y la brutalidad policial no conducen a nada bueno.

La policía tiene que poder controlar el delito sin incurrir en cosas ilegales, tener como primordial que la vida es lo fundamental, no puede andar matando gente porque sí.

¿Cómo se viene el futuro de Alika y La Nueva Alianza?

Al ser independientes como que nos cuesta más sacar material, todo lo que requiere producción e inversión de dinero es un poquito más difícil para nosotros. Tenemos un montón de canciones ahí guardadas que las estamos soltando de a poco. El disco que estamos por sacar se llama séptimo y ya sacamos una canción como adelanto que se llama “Dreadlocks“, que es un featuring con una artista jamaiquina que se llama Jah9. Creo que durante este año soltaremos más canciones. El disco tiene siete canciones y ahora está por salir una canción más rapera, tiene unos toques electrónicos con un videoclip filmado en Los Ángeles. Esa impronta electrónica es porque queremos probar cosas nuevas, diferentes.

Si bien no sacan disco nuevo desde 2014, han ido lanzando canciones de a poco. Hoy van más por esa lógica. 

Es que hoy con internet cambió muchísimo la forma de escuchar música, la forma de comprarla. A mí se me hace muchísimo más práctico soltar las canciones como singles que un disco entero, porque incluso me ha pasado que, al lanzar un disco ¡A la semana ya me han pedido más música! Entonces hay que ir soltando las canciones como caramelos sueltos, en vez de lanzar todo el paquete, largas sueltos ¡Jaja!

Los pibes consumen menos discos enteros hoy. 

Sí; pero por otra parte también me pasa que he visto muchos chicos adolescentes que quieren comprar CDs o discos porque vienen consumiendo música por internet desde que empezaron a escuchar música. Los que tienen ahora 17 años, desde los 10 que escuchan música por internet y tienen la necesidad de tener un disco en mano. Mi hija, por ejemplo, tiene 16 y el otro día me vino a pedir que le comprara un reproductor de CDs porque “flasha” mucho cuando vamos a tiendas de discos usados y le gusta comprarse cosas de ahí, teniendo el disco en la mano, le gusta mirarlo mientras escucha la canción. Yo le decía que queda más en mi memoria las cosas que he tenido en formato físico. Aunque yo también consumo mucha música por internet, pero su recuerdo es más efímero porque no tenés librito con información, es todo más pasajero.

Antes vos tenías un disco y lo escuchabas 100 veces; ahora con Spotify escuchás la canción dos veces y ya está, no te obsesionás con un disco o artista.

¡Antes la gente se juntaba a escuchar discos! ¡Parece de la época de los dinosaurios eso!

¡Jaja! Si, eso es inimaginable hoy en día… ¡Juntarse a escuchar un disco!

Por Nicolás Arias
Fotos: Prensa Alika

Comentarios